Comparte esto:

">
  • 13 julio, 2020

Oscar 2019: “ROMA” ganará Mejor Película Extranjera.

Movie Suite© por José D’Laura

Ya mi bola de cristal me avanzó el pronóstico en primicia: ROMA, dirigida por Alfonso Cuarón y representante de México, ganará el Oscar en la categoría de Mejor Película Extranjera.

Lo que dejó a muchos sorprendidos fueron las otras 9 nominaciones logradas: incluyendo Mejor Película, Mejor Director y Mejor Actriz (Yalitza Aparicio, convirtiéndola, en la cuarta actriz latina que logra semejante hazaña, luego de Fernanda Montenegro por Estación Central (1998), Salma Hayek por Frida(2000) y Catalina Sandino Moreno (María llena eres de gracia, 2004).

Para ver en perspectiva las posibilidades del formidable filme de Cuarón, hacemos una rápida revisión de los filmes extranjeros con mejor desempeño en el Oscar.

En la historia del Oscar muy pocas películas extranjeras han tenido la distinción de ser nominadas como Mejor Película. La primera de todas fue La gran ilusión (1937, Jean Renoir). Hay que aclarar que la joya de Renoir compitió en una época en que todavía no se había establecido la categoría de Mejor Película Extranjera.

En 1956 es cuando se establece la categoría. Antes de esa fecha lo de Película Extranjera era un premio honorífico, no competitivo, es decir, que la Academia de Hollywood seleccionaba un filme producido en el extranjero y le reconocía su calidad.

A partir de entonces, los filmes extranjeros nominados a Mejor Película son:

Z (1969), el thriller político de Costa Gavras, protagonizado por Yves Montand y Jean-Louis Trintignant…ejem, este último también protagonista de Amor. ganó dos Oscars: a la Mejor Edición (Francoise Bonnot) y como Mejor Película Extranjera.

Los emigrantes (1972), el drama de los inmigrantes suecos a Estados Unidos en el siglo XIX. El filme le mereció nominaciones a Liv Ullmann (como Mejor Actriz) y a Jan Troell (como Mejor Director y Mejor Guión Adaptado). No estaba nominada como película extranjera.

Gritos y susurros (1973), la joya de Ingmar Bergman sobre la vida y la muerte, recibió 5 nominaciones de las que ganó Mejor Fotografía (Sven Nykvist). No estaba nominada como película extranjera.

El Cartero de Neruda (1995), la joyita de Michael Radford que compitió en 5 categorías, incluyendo una nominación póstuma a Massimo Troisi, quien falleció un día antes de que finalizara el rodaje. Consiguió el Oscar a la Mejor Música (Luis Bacalov). No estaba nominada como película extranjera.

La vida es bella (1998), la agridulce comedia de Roberto Benigni sobre el Holocausto obtuvo 7 nominaciones al Oscar, de las que ganó: Mejor Actor (Roberto Benigni), Mejor Música (Nicola Piovani) y Mejor Película Extranjera.

Tigre y Dragón (2000), el filme de artes marciales de Ang Lee establecía un nuevo récord de nominaciones para un filme extranjero: 10 en total, de las que consiguió 4, a saber: Mejor Fotografía (Peter Pau), Mejor Música (Tan Dun), Mejor Diseño de Arte (Timmy Yip) y Mejor Película Extranjera.

Letters from Iwo Jima (2006), aunque este filme fue producido y dirigido por Clint Eastwood, está prácticamente hablado en japonés y recibió el Globo de Oro a la Mejor Película Extranjera. No fue nominado en esa categoría al Oscar, pero otras 4 candidaturas certificaron su calidad: Mejor Película, Mejor Director, Mejor Guion Original y Mejor Sonido, ganando esta última.

Amor (2012), la formidable Obra Maestra de Michael Haneke, consiguió la Palma de Oro en Cannes y 4 nominaciones al Oscar: Mejor Película, Mejor Director y Mejor Actriz (Emmanuelle Riva) y Mejor Película Extranjera.
Mucha gente de la industria cree sinceramente que Alfonso Cuarón es uno de los mejores directores de cine del mundo y cualquiera se pregunta, ¿ganará por primera vez una película extranjera el Oscar más codiciado de la noche?

Eso lo diremos en un siguiente capítulo…

Comentarios