Parroquias católicas de NY se incorporarán a jornada de alfabetización

Miguel Cruz Tejada

Parroquias católicas de NY se incorporarán

Iriondo, hizo el compromiso de instruir a las parroquias, diciendo que es trabajo de la iglesia católica, contribuir con la formación de los iletrados y la educación de su pueblo, durante una reunión que sostuvo con el embajador Luis Lithgow, presidente de la junta en Nueva York.

“Una de las cosas mínimas que se puede lograr, es que la gente pueda aprender a leer tan siquiera para que pueda aprender la palabra de Dios”, expresó monseñor Iriondo.

Añadió que “aunque sea como excusa, la iglesia dice que usted debe, no solo escuchar la palabra de Dios, sino leerla también” por lo que “nos vamos a envolver” junto a varias parroquias y sacerdotes al Plan Nacional de Alfabetización “Quisqueya Aprende Contigo”, el cual se extendió a la comunidad dominicana residente en Nueva York y otros estados de los Estados Unidos por instrucciones del presidente Medina.

“Tengo una impresión muy especial sobre los dominicanos, pues los he visto como un pueblo abierto, vivo, básicamente con una cultura de relaciones humanas muy interesante, es un pueblo  siempre abierto a la alegría, al gozo, al compartir”, comentó.

Mostrándose entusiasmado y optimista, por el éxito de la reunión, Lithgow manifestó que “lo importante de este encuentro es el acercamiento que hemos tenido y la disponibilidad que ha expresado monseñor Josu Iriondo para apoyar y trabajar con la Junta en el Plan de Alfabetización Quisqueya Aprende Contigo, emprendido por el Gobierno del presidente Danilo Medina”.

Sostuvo Lithgow que es encomiable y digna de reconocer, la receptividad que ha tenido Iriondo con la invitación que se le hizo para que “se una a este gran proyecto de cara a la realidad y que nos envuelve a todos, para lograr que en el país y en el exterior no haya dominicanos que no sepan leer ni escribir.

El vicario del Ministerio Hispano de la Arquidiócesis de Nueva York,  hizo un recorrido por los distintos departamentos del Consulado, acompañado por Xiomara Payano, encargada de Protocolo, y Miguelina Echavarría, miembro de la Junta, y saludó a dominicanos mientras eran atendidos en el salón principal, llegando a platicar con algunos de ellos sobre asuntos relacionados con la faena diaria.

Monseñor Iriondo observó las labores que se realizan en las ventanillas de Salud y de Educación, y en las oficinas de la Dirección General de Aduanas y de la Procuraduría General de la República Dominicana, además de los servicios en la tramitación de documentos consulares.

“Veo que la gente es real, y me impresiona las actividades que tienen aquí, pues he observado que ofrecen unos servicios auténticos, y me alegra porque en cada dominicano hay una potencia extraordinaria, y aunque no sepa leer ni escribir –como estamos hablando del Programa de Alfabetización-  hay dentro de esa persona que quizás no sabe leer, todavía hay una potencia extraordinaria”, subrayó el religioso.

Tras resaltar que “me siento muy dominicano y estoy identificado con el pueblo dominicano”, monseñor Iriondo manifestó que “cuando veo toda esa gente aquí, cómoda y pacientemente sentada, con una actitud de que efectivamente van a recibir un servicio, pues me alegra; veo un Consulado que sirve, eso es lo que estoy notando”.

Monseñor Iriondo visitó también la Oficina para Registro de Electores en el Exterior (OPREE), dependencia de la Junta Central Electoral (JCE).