• 24 octubre, 2020

Piden investiguen atentando contra empresario en Villa Isabela

emsario villa isabela

emsario villa isabelaMAXWELL REYES

SANTIAGO.-El empresario Juan Brito, pidió a la Policía y al Ministerio Público profundizar las investigaciones con relación al ataque a tiros que fue objeto por parte de militares de la Armada Dominicana la madrugada de ayer y en el que murió su empleado Edilio Antonio Cruz (el Indio), de 69 años, cuando se desplazaban en su yipeta en la comunidad Castillo de Villa Isabela en Puerto Plata.

Brito, quien es propietario del proyecto turístico Villa Isabela y de otros negocios en esta ciudad, explicó que ambos militares recientemente estuvieron en su finca, que lo visitaban tres veces por semana, al tiempo de denunciar que hay sectores a los que no mencionó que no desean que esa zona se desarrolle. Apuntó que fue un atentado contra su vida.

El incidente ocurrió a las 5:40 de la madrugada de ayer y los marinos Juan Samuel Valdez y Figueroa Ogando quienes pertenecen a una patrulla de la Poza de Marigote de Laguna Grande de la Isabela se encuentran apresados en la capital a pesar de que el incidente ocurrió en Puerto Plata, explicó.

“Estoy vivo porque Edilio venía detrás de mí”, narró Juan Brito.

Precisó que los militares envueltos en el hecho lo conocen y que no se explica por qué le dispararon cuando él cruzó en la yipeta de su propiedad, Toyota Land Cruiser, gris, placa G442484 por el lugar tras asegurar que estaba sola la motocicleta en la que se desplazaban los marinos y que todo apunta que estaban escondidos entre la maleza de la zona.

“Nosotros vamos a llevar esto hasta las últimas consecuencia y los militares que actuaron tienen que pagar la muerte de Edilio en la justicia”, apuntó el empresario.

Mientras que los familiares de, Edilio Antonio Cruz, advirtieron que se querellarán en contra de los militares que mataron a su pariente. Definieron como un excelente padre, a la víctima mortal quien residía en Barrero en el municipio Navarrete.

Ramon Argenis Cruz, mientras esperaba esta mañana la entrega del cadáver de su padre en el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) de esta ciudad, negó la versión ofrecida por las autoridades de que tanto su padre como el empresario Juan Brito no obedecieron el llamado a paro que le realizaron los marinos.

“Ello venían saliendo de la finca que tiene el patrón en Laguna Grande de La Isabela, el vio un motor en el medio, él no se detuvo porque nadie lo mandó a detener y como a 200 metros el escuchó los disparos y cuando miró para atrás ya mi padre estaba muerto dentro de la yipeta” apuntó Ramón Argenis.

Comentarios