Santiago: Se desploma mercado informal

Santiago: Se desploma mercado informal SANTIAGO.- La presencia de compradores en el mercado informal, controlado por haitianos, que se produce cada jueves en calles del barrio Pueblo Nuevo y sectores vecinos, registró hoy la más baja asistencia en los últimos tiempos, lo que comenzó a preocupar a los vendedores.

El marcado descenso en las ventas empezó la semana de las navidades pasadas y siguió siete días después, pero hoy la situación movió a preocupación a quienes ofertan sus mercancías y no hallan forma de explicar lo que está aconteciendo. Allí se ofertan ropas, perfumes, zapatos, detergentes, jabones y tennis, entre otros productos.

Miguel Jiménez, quien dijo tener 12 años ofertando artículos de vestir y del hogar en los alrededores del mercado Central, de Pueblo Nuevo, atestiguó que nunca había visto un período tan prolongado en la baja de las transacciones de compra y venta.

Explicó que regularmente los negocios informales de allí comienzan a funcionar a las 3:00 de la madrugada de cada jueves, extendiéndose hasta las primeras horas de la tarde, pero que en las últimas semanas inician una hora después y recogen sus mercancías antes de las 12:00 del medio día.

“Esta situación nos ha sorprendido y no creo que la repentina baja de la presencia de compradores sea provocada mayormente por los gastos de las navidades, si se toma en cuenta que nunca había sucedido tal cosa”, subrayó.

En un recorrido hecho a media mañana de este jueves por varias de las calles donde son colocadas las mercancías, se pudo comprobar la ostensible inasistencia de compradores y, ante esa realidad, los comerciantes dijeron temer que se trate del principio del fin del negocio informal que se inició hace 35 años.

En esa ocasión comenzó lo que entonces se consideró como una intrascendente venta semanal de artículos provenientes de Haití para calzar y vestir, iniciado en la calle Prolongación 6 de Septiembre, del sector Pueblo Nuevo pero que, con el paso de los años, ha tomado dimensiones entonces inimaginables pero ahora fuera de control.

El informal mercado ha desarrollado características geográficas tan desbordadas en los últimos tiempos, que ya se colocan puestos de ventas en sectores adyacentes a Pueblo Nuevo, como El Congo y el Mejoramiento Social, atravesando la avenida 27 de Febrero e internándose en la calle 30 de Marzo, amenazando con expandirse hasta el centro de la ciudad.