Suspenden licencia a escuela e instructor dominicano en Providence acusado abusar estudiante

De Miguel Cruz Tejada

Héctor RamírezNUEVA YORK,- La División de Vehículos Motorizados del Estado de Rhode Island (DMV), suspendió ayer jueves la licencia de manejar al instructor dominicano Héctor Ramírez de 65 años de edad y acusado de abusar sexualmente a una estudiante del centro de 19, después de supuestamente haberle dado una sustancia narcótica para dormirla.

La misma medida se asumió contra la escuela de choferes y el director del DMV, Tony Silva, dijo que las suspensiones se hicieron debido a la gravedad de las acusaciones contra Ramírez.

El DMV es la agencia estatal que regula todas las escuelas de enseñanza de manejo de vehículos en el estado de Rhode Island y los instructores.

Silva añadió que la agencia estatal decidió suspender las licencias a la escuela y a Ramírez, por la mejor protección del público.

César Ventura, dueño de la escuela y también dominicano, fue citado para una audiencia sobre la sanción.

Ramírez, fue instruido de cargos en el Tribunal del Distrito de Providence esta semana por dos cargos de asalto sexual en segundo grado.

La policía de Providence está investigando acusaciones de que Ramírez le dio la sustancia a la estudiante no identificada, la durmió y luego la abusó sexualmente en el interior del vehículo usado por la escuela para enseñar a manejar a los aprendices de conductores.

El hecho ocurrió el 23 de enero de este año.

La estudiante le dijo a la policía que Ramírez le dio una “menta” que le hizo perder la conciencia, le causó mareos y le provocó sueño, pero que “entre sueño”, se percató de que el instructor le estaba manoseando los senos y metiéndole una mano por debajo del pantalón.

Luego se desmayó y despertó una hora más tarde, con el pelo desarreglado.

Otros estudiantes son interrogados para determinare si Ramírez, se había propasado con algunos de ellos.

El instructor fue dejado en libertad con una fianza y se le emitió una orden de alejamiento, excepto que no sea supervisada, con mujeres menores de 20 años.

La escuela está ubicada en el 86 de la avenida Wilson y fue autorizada por el DMV hace unos cinco años.

Todos los instructores y propietarios de las escuelas de choferes en Rhode Island, deben tener un historial limpio como conductores y someterse a un chequeo del historial criminal.