• 29 noviembre, 2021

Tratamientos con anticuerpos contra el Covid demuestran ser eficaces

Por Anush Avetisyan, VOAEn la lucha contra el COVID-19, algunos centros médicos están ofreciendo terapias con anticuerpos como una forma de evitar que los pacientes con síntomas leves de coronavirus desarrollen una enfermedad más grave.

Anush Avetisyan, de la Voz de América, visitó uno de estos centros de infusión y habló con sobrevivientes de la enfermedad del coronavirus y sus familiares.

Diana Gumas, hija de una superviviente de COVID de 86 años, dice: «Amo a mi madre, ¿qué te parece? ¡Y me alegro de que esté bien!». La mujer dice que hizo todo lo que estuvo a su alcance para proteger a su anciana madre, que sufre de leucemia, para que no contrajera el virus.

Pero, a pesar de todas las precauciones, en enero, la hermana de Diana fue diagnosticada con COVID-19 y, un día después, el resultado de la prueba de su madre también resultó positivo.

Barbara, la madre de Diana, dice que les decía a sus hijas «qué hacer por si acaso …». Diana  dice que fue terrible porque pensaron que quizás no lograrían salvarla. «Ella nos estaba dando todas sus instrucciones sobre … si las cosas no iban bien …»

Afirma que su supervivencia es un «milagro». Barbara fue tratada mediante infusión con Bamlanivimab, un anticuerpo monoclonal desarrollado por AbCellera Biologics y Eli Lilly para tratar COVID-19.

El remdesivir, que fue usado para el SARS, el MERS y el Ebola, ha demostrado poder reducir los períodos de recuperación en pacientes del COVID-19.

Los anticuerpos son las defensas naturales del cuerpo contra enfermedades como el COVID. Los anticuerpos monoclonales son como los del cuerpo, pero se fabrican en un laboratorio y pueden inyectarse en el torrente sanguíneo.

Ayudan a evitar que las enfermedades se agraven mientras el cuerpo refuerza sus propias defensas.

La autorización para usar el tratamiento solo se dio en Estados Unidos en el otoño de 2020, y es estrictamente para personas mayores de 12 años.

Los requisitos obligatorios para recibir el tratamiento son una prueba de COVID positiva, una progresión de leve a moderada de la enfermedad y un historial médico que significaría complicaciones potencialmente mortales si los síntomas de COVID se volvieran más severos.

Diana lo recuerda así:  “Me dieron excelentes consejos, me dijeron exactamente cómo presentar mi solicitud en línea, ¡y fue simplemente fantástico! En dos días creo que mi madre fue aprobada y recibió una infusión, ¡así que fue increíble! «

Barbara Gumas se recuperó después de diez días del tratamiento de infusión. La fatiga y la pérdida del gusto y el olfato eran sus únicos síntomas.

El aislamiento resultó ser la parte más difícil de toda la experiencia, dice la anciana. “Sin saberlo, abrí la puerta de mi apartamento y había un gran cartel que decía CUARENTENA!. Decía que nadie debía entrar sin ropa protectora…».

Uno de los centros de infusión más grandes del estado de Maryland se encuentra en Baltimore. Los periodistas no pueden entrar debido al riesgo de infectarse. Cada semana, hasta 400 pacientes con COVID pueden recibir tratamiento aquí, y el proceso lleva poco menos de tres horas.

Solo el 10% de los 1.200 pacientes que han recibido su infusión en este centro ha tenido efectos secundarios, en la mayoría de los casos, fiebre y escalofríos, dice a la Voz de América, Zishan Siddiqui, del Hospital de campaña del Centro de convenciones de Baltimore.

“Las personas con enfermedades crónicas, ya sean enfermedades del corazón si tienen 55 años o más, hipertensión y EPOC si tienen 55 años o más… Si tienen diabetes a cualquier edad, si son obesos a cualquier edad, si están inmunosuprimidos a cualquier edad e inmunodeprimidos a cualquier edad … Creemos que estos pacientes tienen el mayor riesgo de tener COVID grave, por lo que al seleccionar a esas poblaciones, estamos brindando un tratamiento que tiene el potencial de beneficiar a aquellos que tienen el mayor riesgo de tener un mal resultado», explica Siddiqui.

El tratamiento con anticuerpos es nuevo y aún no se ha investigado a fondo. Sin embargo, los médicos son cautelosamente optimistas.

Se puede recibir una vacuna COVID 90 días después del tratamiento con anticuerpos. Barbara Gumas está ansiosa por recibirla: “Volví a llamar a las instalaciones y dije: ¿exactamente qué día recibí la infusión?. Desde entonces, he estado mirando eso en mi calendario…», apunta.

Si bien este tratamiento por ahora es exclusivamente para personas con afecciones de salud subyacentes, podría convertirse en una herramienta útil en la lucha contra COVID.

Comentarios