Un violador muerto, dos US Marshalls y un policía de NY heridos en enfrentamiento a tiros en Village

Charles MozdirMiguel Cruz Tejada

NUEVA YORK,- Un violador prófugo que era activamente perseguido, resultó muerto y dos alguaciles de los US Marshalls y un policía de Nueva York, cayeron heridos, durante un salvaje enfrentamiento a tiros en un sector del popular barrio The Village en el Bajo Manhattan.

El violador fue identificado como Charles Mozdir, quien estaba armado con un revólver calibre .32 y abrió fuego inmediatamente se le ordenó entregarse.

El agente de la policía local herido, es el hispano Mario Muñiz de 45 años de edad que recibió un balazo en el estómago.

Los alguaciles impactados son Ryan Westfield y Pat Lin. El Comisionado del Departamento de Policía Bill Bratton y el alcalde Bill de Blasio, dijeron en una conferencia de prensa, que se espera que los tres oficiales sobrevivan a los balazos.

Mozdir, era un fotógrafo especializado en bodas y estaba siendo perseguido por acusaciones de pederasta, después que se le probaran acusaciones de haber tocado a varios menores de edad.

El presunto violador tenía 32 años de edad y era buscado desde el 2012 por abusar sexualmente de un niño en California.

El enfrentamiento a tiros, se originó frente a una tienda situada en el 177 Oeste de la calle West Four en el sector Greenwich Village en el Bajo Manhattan.

El prófugo muerto, reconocido por tener docenas de tatuajes en su cuerpo, estaba detrás del mostrador de la tienda, entre las calles Tony Barrow y Jones, cuando los agentes de la Fuerza de Tarea Regional Contra Fugitivos de Nueva York y New Jersey, le ordenaron entregarse.

Su respuesta inmediata fue la de abrir fuego contra los oficiales que respondieron al ataque.

Mozdir, que había sido presentado recientemente en el programa de CNN “The Hunt” (El Cazado), conducido por John Walsh, había advertido que nadie lo capturaría vivo.

El detective de Nueva York, se salvó gracias a su chaleco anti balas, un alguacil fue impactado en un codo y el otro en las nalgas.

Los agentes heridos fueron trasladados al hospital Bellevue de Manhattan, donde están en condición estable.

Paramédicos aplicaron comprensiones torácicas a Mozdir, quien murió por las heridas en la camilla.

El violador era objeto de una intensa cacería en todo Estados Unidos, después que un amigo de la familia lo acusó de violar a su hijo, mientras cuidaba al menor en un vecindario de Coronado en San Diego, en junio del 2012.

Fue arrestado y pagó una fianza de $1 millón de dólares para salir de la cárcel. Lo buscaron desde California hasta México, sin resultados.

Mozdir, contaba con una formidable preparación que le permitía sobrevivir en las zonas más áridas por largos períodos de tiempo.

Estaba familiarizado con las armas de fuego, teniendo al menos una registrada en su nombre, sin miedo de usarla. Había amenazado a la familia de su acusador y dijo advirtió que se suicidaría si era acorralado por la policía.

Después del programa de CNN, la policía recibió una confidencia de que el violador, estaba en Manhattan.

Una fuente de la investigación, se mostró sorprendida, diciendo que raras veces, los fugitivos optan por estar bajo las brillantes luces de Manhattan y mantiene un bajo perfil.

Pero el violador creyó que esa su mejor apuesta para evadir la captura.

Y se equivocó, pagando con la vida.