Valdez Albizu afirma crecimiento de 2010 será de 7.8%, superando expectativas

El Banco Central informó que, según resultados preliminares, la economía dominicana registraría un crecimiento real en torno al 7.8% al cierre de 2010, con lo cual la República Dominicana se colocaría entre los 7 países que estarían creciendo por encima del promedio de 6.0% proyectado por la CEPAL para América Latina durante el presente año. En un documento publicado en los medios de comunicación y en su página web, el Banco Central estima que todas las actividades económicas que conforman el PIB registrarían tasas positivas, impulsando un crecimiento que ha repercutido favorablemente sobre el nivel de empleo del país, dado que la tasa de desocupación ampliada se redujo en 0.3 puntos porcentuales, colocándose en un nivel de 14.1%, similar a los niveles de desempleo previos a la crisis global 2008-2009.

“Lo anterior significa que en el presente año, en el país se han creado 160,208 nuevos empleos netos, elevando a 589,003 los nuevos empleos que ha generado el crecimiento económico desde el año 2004 a la fecha. Esto necesariamente ha contribuido a reducir  los niveles de pobreza y mejorar  la distribución del ingreso y la calidad de vida de un segmento importante de la población”, afirma el Banco Central.

Añade que el índice de pobreza en la República Dominicana se ha reducido en 10.2 puntos porcentuales en los últimos seis años, al disminuir de 43.4% en octubre 2004 a 33.2% en abril 2010, que ha ido acompañado de una mejoría en el coeficiente GINI, el cual ha disminuido de 0.542 en octubre 2004 a 0.505 en abril 2010, siendo la disminución más acentuada en los últimos dos años (2009-2010).

Aclara que aunque no es función primigenia del Banco Central lograr que el crecimiento económico tenga un efecto de derrame redistributivo hacia los sectores más desposeídos de la población, ya que ese ámbito de acción le corresponde a las políticas sociales, los resultados anteriormente señalados desmienten de forma contundente la tesis sostenida por algunos analistas y estudiosos de la economía dominicana de que el crecimiento económico no se ha traducido en una mejoría del bienestar social de la población.

En el documento, el Banco Central proyecta que el 2010 cerrará con una inflación en torno al 6.2%;   y en cuanto al tipo de cambio, indicó que la depreciación enero-diciembre será de alrededor de 3%, lo que confirma la estabilidad relativa de la tasa de cambio.

“Como se puede apreciar en las cifras preliminares presentadas, el nivel de crecimiento del PIB real en torno al 7.8%, acompañado de la creación de más de 160,000 empleos en el año 2010, la inflación estimada en torno al 6.2%, la estabilidad relativa de la tasa de cambio, la disminución significativa de la tasa de interés, un programa anticíclico de inversión pública, el cumplimiento de las metas con el FMI, la disminución del riesgo país y los demás elementos que sustentan el ambiente de confianza y estabilidad macroeconómica existente, constituyen sin lugar a dudas, fundamentos para seguir impulsando nuestra nación por un sendero de progreso y mayor equidad social”, destaca el Banco Central.

Señala que los logros alcanzados en materia económica han sido posibles gracias al liderazgo y voluntad del señor Presidente de la República, Dr. Leonel Fernández Reyna, quien con una visión de estadista trazó las directrices al equipo económico para impulsar las acciones requeridas que hicieron posible la consolidación de la recuperación de la economía.

Indica que, si bien el año que termina ha sido extremadamente difícil y muy complejo para una economía pequeña y abierta como la nuestra, se ha logrado sortear exitosamente la crisis internacional y sus efectos, preservándose la estabilidad de precios y un desenvolvimiento económico adecuado, lo que constituye una tarea verdaderamente titánica.

Crecimiento del turismo y las exportaciones

Al analizar el comportamiento del sector externo, el Banco Central destaca en su documento un significativo desempeño de los sectores generadores de divisas. En este sentido, proyecta un crecimiento de 4.3% en los ingresos por turismo al pasar de US$4,051.3 millones a US$4,239.5 millones, un incremento de US$188 millones (4.6%), monto que más que duplicaría la disminución estimada para los flujos de remesas de US$85 millones (2.8%).

De igual manera, resalta que ha sido notable el comportamiento positivo registrado en las exportaciones totales de bienes, las cuales tendrían un crecimiento de 18.6% (US$1,027.5 millones) para 2010, explicado por el sostenido incremento de 52% en las exportaciones nacionales de bienes, principalmente de productos menores, cuyo aumento se estima en aproximadamente US$741 millones a la fecha.

En consonancia con la recuperación de la economía, para el cierre de 2010 se espera que las importaciones totales se incrementen en 20.2% con respecto a igual período de 2009, destacándose el aumento que viene registrando la factura petrolera por las alzas experimentadas en el volumen y en los precios del petróleo, la cual alcanzaría los US$3,464.6 millones superior en US$823.6 millones a la factura del pasado año, dicho incremento representa el 33.8% del crecimiento esperado de las importaciones nacionales.

Informa que el país recibiría por concepto de inversión extranjera unos US$2,839.2 millones, superior en US$1,268.9 millones al monto recibido en 2009, en lo cual ha contribuido el hecho de que la calificación riesgo-país de la República Dominicana ha disminuido sustancialmente hasta alcanzar los 298 puntos básicos, ubicándose por debajo del promedio de América Latina de 322 puntos básicos.

Acerca del sistema financiero, el Banco Central señala que al 30 de noviembre había logrado adecuados indicadores de desempeño, con  una morosidad de 3.36% y una solvencia de 15.91% medida a octubre de 2010. La Tasa de Interés activa del sistema financiero  alcanzó niveles históricamente bajos, al ubicarse el promedio ponderado en 11.00% el pasado mes de septiembre, permitiendo una reactivación significativa del crédito bancario al sector privado, que se ha mantenido creciendo por encima del 19% en el presente año.

En cuanto al desempeño del sector público, el Banco Central proyecta que para el cierre de 2010 las metas de déficit fiscal del Gobierno Central y del Sector Público Consolidado establecidas en el acuerdo con el FMI se cumplirán adecuadamente.

“Se espera que la relación Deuda/PIB disminuya en alrededor de un punto porcentual para terminar en torno al 36% del PIB. Vale decir, que a la fecha el país ha cumplido oportunamente con sus compromisos de deuda, tanto internos como externos, siendo ésta una condición previa para la revisión de la Carta de Intención remitida por las autoridades del país”, subraya el documento.

Perspectivas para 2011

Para el Banco Central, las perspectivas para el próximo año 2011, según los objetivos establecidos en el acuerdo con el FMI y el Programa Monetario, contemplan un crecimiento económico entre 5.5% y 6.0%, así como una inflación dentro del rango-meta de 5-6%, inferior al rango meta de 2010.

La institución espera que el Gobierno alcanzaría un superávit primario de 0.8% del PIB, lo que disminuiría el déficit consolidado y la deuda como porcentaje del PIB, al tiempo que el déficit del Gobierno Central se ubicaría en 1.6% del PIB, inferior al 2.3% de 2010.

En el cierre de su documento, el Banco Central hace un llamado  a los dominicanos de buena voluntad, tanto del sector público como del sector privado, para que no dejen arropar por el pesimismo, la inercia y la negatividad.

“Por el contrario, todos los sectores de la sociedad deben unir esfuerzos en aras del bien común y del interés nacional, preservando los logros alcanzados y encarando con fortaleza los retos que tenemos por delante en el año venidero. El Banco Central y sus autoridades están convencidos que después de haber superado exitosamente lo más difícil de la crisis global, el año 2011 estará caracterizado por grandes retos y oportunidades, por tanto, estos son momentos para apostar con optimismo al futuro de nuestra Nación”, concluye el documento.