Varias personas fallecidas en NY por fuegos ocurridos en semanas recientes

FUEGO en NYPor Ramón Mercedes
 
Nueva York.- Varias personas fallecidas, daños materiales valorados en millones de dólares, así como la quema de miles de documentos oficiales, ha sido la consecuencia de diferentes fuegos ocurridos en esta ciudad con pocas semanas de diferencia el uno del otro.
 
Los mismos llaman poderosamente la atención, y las autoridades están investigando sus orígenes.
 
Entre estos siniestros podemos citar el ocurrido este domingo en el edificio de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), cuyo origen hasta ahora se desconoce.
 
También el de febrero en Brooklyn, donde 85 mil cajas repletas de archivos judiciales de la municipalidad fueron consumidas por las llamas, siendo la jurisdicción familiar la más afectada, ya que 34 mil de las cajas quemadas correspondían a casos juzgados en los tribunales de familia.
 
Asimismo, el pasado día 15 de este mes, en el condado de Queens ocurrió un fuego en el séptimo piso de un edificio de apartamentos en Shore Front Parkway, donde falleció una mujer de 77 años, que no fue identificada.
 
A los tres días, el 18,  otro mortal incendio, a las 11 de la noche, afectó una casa ubicada en Annandale Road, en el sector de Arden Heights, en el condado de  Staten Island. Tras controlar las llamas, los bomberos encontraron dentro de la casa, en estado inconciente, a Francés Quiñones, de 63 años, y a su esposo de 66. Quiñones falleció camino al hospital y su esposo sigue en estado grave.
 
Al siguiente día, 19, un feroz incendio arrasó, a partir de las 8 de la noche, con una serie de casas en el sector de Woodhaven en Queens. Este hecho ocurrió en la calle 90 y ocho personas resultaron heridas, las cuales fueron trasladas al hospital.
 
Ese mismo día 19, Vincent Calder, fue sentenciado por el incendio intencional del convento “St. Joseph Hill Academy”. Una monja sufrió heridas en su espalda tratando de escapar de las llamas. Calder fue sentenciado a 10 años de cárcel.
 
El pasado sábado día 21, siete menores murieron calcinados por las llamas de un incendio en una residencia de Brooklyn, ubicada en el 3371 de la avenida Bedford, entre las avenidas L y M. El fuego, que inició a eso de las 12:20 de la madrugada,  necesitó la movilización de más de 100 bomberos para poder ser controlado.
 
Una mujer de 45 años, que se presume es la madre de los menores, se encuentra en condición crítica en el Jacobi Medical Center, al igual que otro niño, que recibe tratamiento en el Staten Island University Hospital North. Los cadáveres de los sietes niños, entre los 5 y 15 años, fueron trasladados a Israel donde fueron sepultados.