Venezuela confirma muerte de Óscar Pérez

Voz de América – Redacción,– El gobierno de Venezuela confirmó que el piloto Óscar Pérez, fue uno de los fallecidos durante la intervención contra su grupo rebelde el lunes 15 de enero.

Pérez pasó a ser parte de la lista de ‘terroristas’ del gobierno de Nicolás Maduro en junio de 2017 cuando salió volando un helicóptero sobre Caracas con el número 350 impreso en un cartel haciendo referencia al artículo de la Constitución Venezolana que permite la desobediencia civil.

El ministro de Interior, Justicia y Paz de Venezuela, Néstor Reverol, hizo el anuncio oficial el martes y manifestó que el “lamentable saldo era de siete terroristas fallecidos”.

Asimismo Reverol agregó que “el proceder de los organismos de seguridad del estado se enmarcan en los criterios universalmente reconocidos para la actuación en situaciones similares que atentan contra la seguridad social y vulnera la seguridad pública”.

Sin dar mayores detalles dio los nombres de los fallecidos y dijo que está por identificarse una persona del sexo femenino de 26 años “que acompañaba a uno de los terroristas”.

Primeras reacciones

La Fundación de Derechos Humanos (HRF, por sus siglas en inglés) condenó el asesinato del líder del levantamiento contra el gobierno Óscar Pérez, el cual cataloga de “ejecución extrajudicial” y una prueba que evidencia que Nicolás Maduro es un “dictador despiadado”.

A diferencia de lo que dice el gobierno, la HRF considera que Pérez fue asesinado por las fuerzas del gobierno “a sangre fría” pese a que ofreció entregarse.

“Según el derecho internacional, esto equivale a una ejecución extrajudicial, que es un crimen atroz. Las fuerzas de seguridad siempre deben respetar el derecho a la vida de un sospechoso armado cuando el sospechoso se está rindiendo claramente, tanto en situaciones de conflicto armado como en la aplicación de la ley nacional”, explica el asesor legal de HRF, Javier El Hage.

Horas antes de la confirmación de los fallecidos diferentes personalidades de la oposición venezolana denunciaron al gobierno de Venezuela a través de las redes sociales por el asesinato de Óscar Pérez y tratar de ocultar la evidencia del brutal enfrentamiento entre el grupo armado que lidera Pérez y miembros de la Policía Nacional Bolivariana.

Uno de ellos fue el exalcalde de Caracas, Antonio Ledezma, quien logró escapar de Venezuela. Ledezma da por hecho el asesinato de Pérez.

Oscar Pérez fue ejecutado por órdenes de Maduro. En el mundo resuenan “castañuelas” anunciando que un genocida arremete contra el pueblo venezolano. Ese capítulo se suma al expediente que circula en el Tribunal de la Haya esperando sentencia contra los que aplican pena de muerte.

La diputada Delsa Solorzano condenó ante la Asamblea Nacional Venezolana el asesinato y acusó al gobierno de usar un “oscuro procedimiento” al carecer de un informe oficial.

Dip.@delsasolorzano: 2. Condenamos el ASESINATO del ciudadano Oscar Pérez y de otros venezolanos en un OSCURO procedimiento del que no hay informe oficial. ¿Cómo es posible que rindiéndose lo acribillan? El Estado viola Art.44 CRBV que resguarda el derecho a la vida.

De igual manera, el expresidente de Colombia, Andrés Pastrana, expresó que “la muerte” de Pérez es una demostración de la “narcodictadura” que se vive en Venezuela.

Oscar Pérez fue ejecutado por órdenes de Maduro. En el mundo resuenan “castañuelas” anunciando que un genocida arremete contra el pueblo venezolano. Ese capítulo se suma al expediente que circula en el Tribunal de la Haya esperando sentencia contra los que aplican pena de muerte.

Horas antes del enfrentamiento del lunes entre las fuerzas del gobierno venezolano, Óscar Pérez con el rostro ensangrentado declaró a través de su cuenta de Instagram que se quería entregar

La cadena de noticias CNN también entrevistó desde la clandestinidad a un amigo de Pérez, quien exigía al gobierno pruebas de la muerte de su compañero por respeto a sus familiares y expresó que fue una fuga de información lo que llevó a las autoridades a dar con el paradero de Pérez.

El lunes el ministro del Interior, Justicia y Paz de Venezuela informó que resultó “desmantelado” un “peligroso grupo terrorista”, responsable del ataque a la sede del Tribunal Supremo de Justicia. A través de un comunicado oficial señaló que dos funcionarios de la PNB fallecieron y cinco quedaron mal heridos, pero en ese momento no reveló el nombre de los fallecidos ni de los detenidos.

También dijo que los componentes de dicha “célula” fueron abatidos y cinco capturados, pero no mencionó en qué situación se encontraba Óscar Pérez.

La policía de Venezuela rodeó el lunes una casa en las afueras de la capital, donde aparentemente se encontraba Pérez, un oficial que en 2017 protagonizó un ataque desde un helicóptero contra edificios gubernamentales y un robo de armas militares, dijeron autoridades y el mismo piloto rebelde en redes sociales.

El exfuncionario policial, al que el presidente venezolano Nicolás Maduro describió como “terrorista”, difundió varios videos en Instagram para mostrar cómo se escondía de policías que según dijo lo tenían “sitiado” este lunes en El Junquito, una barriada pobre montañosa en las afueras de Caracas.

En los últimos videos difundidos en la red social, Pérez de 36 años, aparecía con la cara ensangrentada y se escuchan múltiples detonaciones. “Dijimos que nos íbamos a entregar, y no quieren dejar que nos entreguemos. Nos quieren asesinar”, dijo.

“El terrorista Óscar Pérez atacó a quienes lo rodean, hiriendo a dos funcionarios del FAES (Fuerzas de Acción Especial), los cuerpos de seguridad respondieron al fuego”, escribió el vicepresidente del gobernante partido socialista Diosdado Cabello en Twitter para confirmar el operativo.

El terrorista Óscar Pérez, atacó a quienes lo rodean, hiriendo a dos funcionarios del FAES, los cuerpos de seguridad respondieron al fuego

El piloto se había mantenido en la clandestinidad desde que secuestró un helicóptero de la policía en junio del año pasado y lanzó granadas a edificios gubernamentales sin dejar heridos. En diciembre volvió a aparecer en un robo de armas en una unidad militar, donde amordazó a unos oficiales.

“Ahora viene el show de la llorantina (llanto), ¡qué cobarde cuando se ve atrapado como una rata!”, había escrito la ministra de prisiones Iris Varela unas horas antes en un mensaje de Twitter donde nombró al piloto.

El expiloto tomó protagonismo el año pasado en las redes sociales al llamar a los venezolanos a salir a las calles a protestar contra el gobierno, una exhortación que coincidió con manifestaciones antigubernamentales en Caracas y otras ciudades del país.

A %d blogueros les gusta esto: