Comparte esto:

">
  • 2 julio, 2020

Acusan de asesinato al policía responsable de la muerte de George Floyd

VozdeAmérica-Redacción,-El agente de policía que aparece en un vídeo presionando su rodilla contra el cuello del afroamericano George Floyd hasta que perdió la conciencia y murió, fue arrestado y acusado el viernes de asesinato, según informaron las autoridades de Minneapolis.

El agente Dereck Chauvin—de raza blanca— fue imputado por asesinato, mientras que los otros tres policías involucrados en el arresto de Floyd están bajo investigación, informó el fiscal del condado de Hennepin, Minnesota, en una rueda de prensa.

“Tenemos evidencias, tenemos el vídeo de un ciudadano de algo horrible, terrible, que hemos visto una y otra vez”, aseguró el fiscal.

Tanto Chauvin como los otros agentes fueron despididos el jueves, después del incidente que ha generado tres días seguidos de fuertes protestas en Minnesota y una gran indignación a nivel nacional.

El secretario de Justicia de Estados Unidos, William Barr, desveló el viernes que las autoridades están evaluando si los agentes violaron alguna ley federal.

«Las imágenes de vídeo del incidente que acabó con la muerte del señor Floyd cuando se encontraba bajo custodia de agentes de la policía de Minneapolis, son horrendas y profundamente perturbadoras (…). El Departamento de Justicia, incluido el FBI, están realizando una investigación independiente para determinar si se violó alguna ley federal de derechos civiles», señaló Barr en un comunicado.

La reacción de Trump y Obama

El expresidente, Barack Obama, pidió justicia ante la muerte de Floyd en un escrito publicado en su cuenta de Twitter.

“Para millones de estadounidenses, ser tratados de manera distinta por motivios de raza es algo trágica, dolorosa y perturbadoramente normal”, subrayó el expresidente demócrata. “Esto no debería ser ‘normal’ en el 2020 en Estados Unidos”.

El tuit de Trump se produce en un momento de disturbios en las ciudades de Estados Unidos por la muerte de George Floyd, un hombre negro visto en un video jadeando mientras un oficial de policía blanco se arrodillaba sobre su cuello.
El tuit de Trump se produce en un momento de disturbios en las ciudades de los Estados Unidos por la muerte de George Floyd, un hombre negro visto en un video jadeando mientras un oficial de policía blanco se arrodillaba sobre su cuello.
Por su parte, el presidente Donald Trump ha criticado las protestas y aplaudió la decisión del gobernador de Minnesota, Tim Walz, de activar a la Guardia Nacional para responder a las manifestaciones, que han provocado algunos actos de violencia y saqueo de tiendas.

«… Estos MATONES están deshonrando la memoria de George Floyd, y no dejaré que eso suceda. Hablé con el gobernador Tim Walz y le dije que los militares están con él siempre. Cualquier dificultad y asumiremos el control pero, cuando comienza el saqueo, comienza el tiroteo. ¡Gracias!», señaló Trump en un tuit que ha suscitado una gran polémica porque muchos ciudadanos entienden que sus palabras suscitan la violencia.

Los últimos días en Minneapolis

Las manifestaciones comenzaron el martes, después de que un vídeo de las últimas horas de Lloyd se volviera viral en las redes sociales.

En el vídeo se ve al hombre de 46 años en el suelo mientras que el ya exagente de policía Dereck Chauvin le hinca la rodilla en el cuello mientras Floyd ruega que pare. Le avisa de que no puede respirar mientras los otros tres agentes observan sin intervenir. Se escucha también a transeúntes, incluida la persona que graba el vídeo, pedirle al policía que lo deje ir.

Al final del vídeo y con el agente aún presionándole contra el suelo, Floyd se queda en silencio. Poco después, fue trasladado a un centro médico, donde dictaminaron su muerte.

El Departamento de Policía de Minneapolis explicó que los agentes respondieron a una denuncia de que un hombre estaba tratando de usar un billete de veinte dólares falsificado y decidieron arrestar a Floyd porque coincidía con la descripción del sospechoso.

La muerte de Floyd, quien era originario de Houston y trabajaba como guardia de seguridad en un restaurante, provocó indignación a nivel local y nacional, con miles de personas protestando en Minneapolis contra el uso excesivo de la fuerza policial.

Las manifestaciones pacíficas se han convertido también en enfrentamientos con la policía, que usando equipos antidusturbios han lanzado gas lacrimógeno y pelotas de goma para dispersar a los manifestantes. A lo largo de los últimos días, las calles de la ciudad más importante del estado de Minnesota han registrado saqueos e incluso la quema de una comisaria de policía.

Lo que le sucedió con Floyd está lejos de ser una caso aislado. De las 1.099 muertes a manos de la policía en EE.UU. el año pasado, un 24% de las víctimas fueron afroamericanos, a pesar de solo ser el 13% de la población, según el proyecto Mapping Police Violence.

El problema es tan generalizado que la violencia policíal es la principal causa de muerte para los jóvenes afroamericanos en el país y uno de cada mil hombres negros puede esperar ser asesinado por la fuerzas del orden, según un estudio publicado en la revista de la Academia Nacional de Ciencias de EE.UU.

Comentarios