AMAPROSAN aboga unidad del sector para enfrentar cobro 0.15 a cheques y anticipo

Mario Abréu asume nueva Junta Directiva

SANTIAGO.-El nuevo presidente de la Asociación de Mayoristas en Provisiones de Santiago (Amaposan), Mario Abréu   abogó hoy por la unidad del sector comercio para enfrentar el cobro de impuestos transitorios como el 0.15 a los cheques y el 1.5 de anticipo  y evitar una competencia férrea que perjudica a los mayoristas.

Abréu analizó la problemática al pronunciar el discurso central del acto de toma e posesión de la nueva Junta Directiva de AMAPROSAN, que encabeza.

Además de Mario Abréu, forman parte de la directiva, Víctor Marte, José Reynaldo Bautista, Pablo García, Manuel Ureña, Rafael Hernández, Octavio Jaquez.

Además, Luis Manuel Méndez, marcos Pichardo, Julio Cesar Pérez, Ramón E Ulloa, José Ciprian Lanfranco, Antonio Guzmán, José Mercedes y Félix Vidal.

Con las notas del himno nacional se inicio la ceremonia y luego un minuto de silencio por los socios  fundadores fallecidos, como Agustín Fernández, José Atiles Collado y Rafael -Papy -Pimentel.

La invocación fue responsabilidad del sacerdote Rainer Vásquez, vicario de la parroquia  catedral Santiago Apóstol.

Las palabras de bienvenidas fueron pronunciadas por el presidente saliente, Julio Cesar Pérez Mata. Y acto seguido, se procedió a develizar la foto del pasado presidente y entrega de anillo, tras la semblanza leída por su hijo Oliver Pérez.

Mientras que Jorge Morales, presidente del Consejo del Comercio, pronunció breves palabras y de inmediato, tomó juramento a la nueva Junta Directiva que encabeza Mario Abréu, consejo de asesores y comisarios.

El presidente de  AMAPROSAN, en su discurso retomó una serie de temas que dijo son de mucha preocupación del sector, donde advirtió que “toda nuestra  problemática cambiaria al momento que mostremos un interés real y sincero de unificación”..

“No es cierto que manejar márgenes ínfimos  hace que obtengamos mejores resultados, esto desata una competencia criminal en perjuicio  propio que nos hace operar  el doble de tiempo y esfuerzo para recibir los mismos resultados  y hasta menos”, agregó Mario Abreu.

Entiende que esta competencia irracional  de ninguna manera conviene, porque no es verdad  que por vender sin un margen adecuado se adquiere mayores clientela, eso lo  que hace  es  que todos entren al juego en perjuicio  del sector.

Recordó  que en lo que deben trabajar es en el problema que representa la aplicación de impuestos como el 1.5% a las ventas brutas y el 0.15 a los cheques   que es un duro golpe al sector.

“Hemos hablado  en diferentes escenarios  de lo susceptible  que es  el sector  mayorista  en provisiones cuyos márgenes de comercialización son sumamente bajos y que el adelanto  de 1.5% nos va descapitalizando debido a  que esto deduce  que ganamos un 6% limpio”, sostuvo.

A juicio de Mario Abreu, presidente de  AMAPROSAN, la realidad es  que ese sector  en el mejor de los casos alcanza un beneficio de 2,5%, por lo que de mantenerse dicho impuestos  se reduce a un 0,60%.