Andrés Manuel López Obrador gana resonante victoria presidencial en México

El izquierdista Andrés Manuel López Obrador será el próximo presidente de México, según los resultados preliminares de encuestas de salida que se espera sean confirmadas por los resultados de conteo rápido del Instituto Nacional Electoral.

Afuera del búnker de López Obrador en Ciudad de México, sus jubilosos seguidores lo esperaban para el discurso de aceptación tan pronto la tendencia se hizo irreversible, como muestra esta página de Facebook de partidarios.

Desde tempranas horas, tras el cierre de urnas la encuestadora Parametria, apuntaba a una masiva victoria del exalcalde de Ciudad de México, con una victoria de entre el 53 por ciento al 59 por ciento de los votos, con 20 puntos de ventaja por delante de sus contendientes.

Otras encuestas como GEA/ISA y El Financiero le daban del 46,8 al 50,2% de victoria.

Una encuesta de salida difundida en un medio de prensa local estimó que López Obrador ganaría las elecciones con un porcentaje de entre 43%, el 49%, el segundo lugar para el conservador Ricardo Anaya con 23%-27% y el tercer lugar para el oficialista José Antonio Meade con 22%-20%.

Lejos quedó el independiente Jaime Rodríguez “El Bronco”, quien se llevaría solo el entre el 3% y 5%.

Anaya como Meade concedieron la derrota tan pronto las encuestas de salida mostraban la tendencia irreversible del triunfo de López Obrador.

Meade dijo que el candidato de MORENA tiene la responsabilidad del próximo gobierno y le deseó buena suerte.

Anaya reconoció su derrota y felicitó a Andrés Manuel López Obrador por su virtual triunfo. El candidato del PAN dijo que llamó a López Obrador para comunicarle este mensaje.

Anaya estuvo prácticamente toda la campaña en segundo lugar de las preferencias. Dijo que apoyará a López Obrador en lo que coincidan, pero serán una oposición “firme y frontal” en aquello que disientan.

Las primeras encuestas de salida difundidas por medios locales predecían victorias claras también en gobernadores para la coalición encabezada por AMLO en cuatro estados además de la capital.

De acuerdo con estos sondeos no oficiales, los aliados de MORENA de López Obrador tendrían ventaja en Chiapas, Morelos, Tabasco, Veracruz y la Ciudad de México.

Sólo parecería que el conservador Partido Acción Nacional (PAN) obtendría la victoria en el estado de Guanajuato.

Una encuesta de salida de Mitofsky difundida en Televisa indicó que Andrés Manuel López Obrador tendría mayoría en la Cámara de Diputados.

Según los números, los asientos quedarían repartidos del siguiente modo: Juntos Haremos Historia –encabezada por AMLO– entre 291 y 256, Por México al Frente –liderada por Ricardo Anaya– entre 156 y 123 y Todos por México –con José Antonio Meade como representante– entre 73 y 56.

Ciro Murayama, consejero electoral del INE, informó después del cierre de urnas que la votación del exterior es 2,5 veces más grande que la de 2012, y el conteo se realizaba en el campus de Ciudad de México del Tecnológico de Monterrey.

Felicitaciones de Trump y otros mandatarios

Aún sin los resultados finales ni definitivos que confirmaran la victoria de López Obrador, el presidente Donald Trump felicitó al mexicano a través de su cuenta de Twitter.

“Felicitaciones a Andrés Manuel López Obrador por convertirse en el próximo Presidente of México. Espero Espero con ansias trabajar con él. Hay mucho por hacer que beneficie a Estados Unidos y México!”, escribió Trump.​

Como candidato y luego como presidente de Estados Unidos, Trump ha sido un crítico constante de México y una de sus referencias favoritas ha sido que obligará a su vecino del sur a pagar un muro en la frontera común. Como la mayoría de los mexicanos, López Obrador ha criticado la actitud del mandatario estadounidense, aunque ha dicho que evitará una confrontación con él.

El mandatario venezolano Nicolás Maduro, también se adelantó a los resultados oficiales y felicitó a López Obrador.

Desde Bolivia, el presidente Evo Morales fue uno de los primeros en saludar el aparentemente incuestionable triunfo de AMLO.

El presidente colombiano Juan Manuel Santos, en su felicitación a López Obrador, expresó esperanza de continuar las buenas relaciones de su país con México.

Rotunda derrota para Peña Nieto

Se espera que López Obrador, de 64 años, mueva a México en una dirección nacionalista si gana y podría exacerbar las actuales tensiones con el presidente de los Estados Unidos Donald Trump y perturbar algunos inversores.

Él sería el primer presidente de izquierda en décadas en México, y se ha comprometido a reducir la dependencia económica de Estados Unidos.
El gobierno actual ha discutido con Trump sobre el comercio y la migración durante meses.

Si se confirma, los resultados representarían una rotunda derrota para el saliente presidente Enrique Pena Nieto del centrista Partido Revolucionario Institucional (PRI). El PRI ha gobernado México durante 77 de los últimos 89 años.

Segundo en las elecciones presidenciales de 2006 y 2012, López Obrador se presentó como el único capaz de limpiar el gobierno después de que años de pobre crecimiento económico y la violencia desenfrenada de las pandillas erosionó la fe en la clase política.

Buscando apoyo de nacionalistas económicos, liberales de izquierda y conservadores sociales, López Obrador ha sido vago en los detalles de sus políticas. Pero ha prometido reducir la desigualdad, mejorar los salarios y el gasto de bienestar y ejecutar un presupuesto ajustado.

Además de presidente, legisladores y puestos locales, se elige a ocho gobernadores en estos comicios.

Sheinbaum alcaldesa

La Ciudad de México eligió por primera vez en la historia a una mujer alcaldesa, la política y científica local Claudia Sheinbaum, según las encuestas a boca de urna.

Sheinbaum, de 56 años, ganó las elecciones para liderar la ciudad más grande de América del Norte con entre el 47.5 y el 55.5 por ciento de los votos, según un cálculo de la firma de encuestas Mitofsky.

Una mujer había servido previamente como alcaldesa de la capital de manera interina – Rosario Robles, de 1999 a 2000 – pero Sheinbaum, que tiene un doctorado en física, es la primera mujer elegida para el puesto.

Sheinbaum llegó a la alcaldía de la mano del izquierdista Andrés Manuel López Obrador, quien parece probable que gane la contienda presidencial.
La política judía fue uno de los primeros políticos en abandonar el partido de izquierda establecido en México, el Partido de la Revolución Democrática (PRD), y unirse a Morena, el partido que López Obrador lanzó formalmente en 2014.

Al año siguiente, ganó una elección para alcalde de distrito del barrio Tlalpan de la Ciudad de México, el propio distrito de López Obrador y una de las 16 “delegaciones” que conforman la extensa capital de más de nueve millones de personas.

Esa fue su plataforma de lanzamiento para su campaña en la alcaldía. Pero su rápido ascenso político no ha estado exento de controversia. Su distrito fue una de las áreas más afectadas por el terremoto que devastó el centro de México el 19 de septiembre. Una escuela primaria privada en el distrito colapsó en el terremoto, matando a 19 niños y siete adultos adentro.

Más tarde se supo que el distrito le había otorgado permisos de construcción dudosos al dueño de la escuela privada, que actualmente huye de la ley, lo que le permitió construir un apartamento en la parte superior del edificio que desestabilizó la estructura.

Un grupo de familias de víctimas presentó cargos criminales por el caso y quiere que Sheinbaum enfrente una investigación. Ella ha sido blanco de la ira implacable de las familias de las víctimas y sus simpatizantes, incluso el día de las elecciones. “¡Asesina!” un manifestante le gritó después de emitir su voto.

Sheinbaum niega con vehemencia la responsabilidad y acusa a sus oponentes de explotar la tragedia con fines políticos.

Asesinatos

Dos miembros de partidos políticos mexicanos fueron abatidos a tiros el domingo mientras el país celebraba elecciones, culminando una temporada de campaña manchada de sangre en la que murieron 145 políticos.

Flora Resendiz González, miembro del Partido de los Trabajadores en el estado occidental de Michoacán, murió “después de que le dispararon a las 6:30 a.m. (1130 GMT) mientras estaba en su casa” en el pueblo de Contepec, dijeron las autoridades locales.

Más tarde ese mismo día, Fernando Herrera Silva, miembro del gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI), fue asesinado a balazos en Acolihuia, en el estado central de Puebla.

“Exigimos que el estado garantice la seguridad de este proceso electoral”, dijo el PRI en un comunicado.

Los asesinatos políticos se han convertido casi en un fenómeno cotidiano en México en esta temporada electoral, con al menos 145 políticos asesinados desde septiembre, según la consultora Etellekt.

Eso hace que estas sean, con mucho, las elecciones más violentas en la historia de México.

Las víctimas incluyeron a 48 candidatos que buscaban competir en las elecciones de este primero de julio, 28 de los cuales fueron asesinados durante las campañas primarias y 20 durante la campaña de las elecciones generales.

La mayoría de los asesinatos han sido de políticos locales, los objetivos más frecuentes para los poderosos cárteles de la droga de México.

Denuncias de irregularidades

La Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE) informó en un corte previsional de la media tarde que se habían presentado 1.106 denuncias con motivo de probables delitos electorales en todo el país.

Los estados con más denuncias son: Puebla con 127, la Ciudad de México con 51, Estado de México con 46, Chiapas con 38, Oaxaca con 29 y Veracruz con 25.

Hasta el momento hay 17 detenidos, se informó.

A %d blogueros les gusta esto: