Asesinan de cinco balazos en el pecho un dominicano dentro de su carro en el Alto Manhattan

Miguel Cruz Tejada

NUEVA YORK,- El dominicano Franklin Bello, de 40 años de edad, fue asesinado de cinco balazos en el pecho, cuando estaba sentado en el interior de su carro, un Toyota Corolla Camry, a las 1:45 de la tarde de ayer miércoles en la transitada intersección de la avenida Saint Nicholas y la calle 185, en el Alto Manhattan.

Testigos dijeron que el tirador, disparó alrededor de 7 balas contra Bello, desde el vehículo que abordaba y luego huyó de la escena.
Docenas de policías, con unidades y equipos especializados cercaron varias cuadras a la redonda para asegurar el perímetro, en búsqueda del asesino, mientras un dron y un helicóptero de la uniformada, sobrevolaban los edificios del vecindario en un intento por capturar al tirador, que al cierre de esta crónica, la medianoche de ayer, no había ubicado ni identificado por los investigadores.
Una mujer, dijo que vio cuando el asesino le pasó por el lado, escapando con la pistola todavía en la mano y se esfumó en cuadras cercanas a la escena del homicidio.
Policías del cuartel 33, aplicaron los primeros auxilios a Bello, pero no pudieron salvarlo, mientras la víctima estaba en el pavimento agonizando, como muestra una foto obtenida en exclusiva por este reportero.
Fue transportado por paramédicos al hospital, donde fue declarado muerto.
La caótica escena, atrajo a docenas de curiosos que grababan la actividad con sus celulares y especulaban sobre lo ocurrido, cuyos detalles, la policía los ofreció varias horas después, y luego de notificar a los familiares del muerto.
Un motivo del asesinato, tampoco había sido establecido hasta anoche, en tanto, la cuadra todavía seguía custodiada por policías cinco horas posteriores al sangriento ataque.
Agentes con escudos, armas largas y perros amaestrados fueron utilizados en la persecución del sospechoso.
Los detectives de homicidios, revisan los videos de las numerosas cámaras de seguridad del área, para tratar de ubicar al fugitivo.
“No esperaba esta noticia de que mi hermano iba a estar muerto a esta hora. Una muerte bien trágica, lo mataron desprevenidamente sentado dentro del carro, y no esperábamos que le iban a hacer algo igual”, dijo una hermana de la víctima.