• 22 enero, 2021

Aumenta el uso de drones para la entrega de medicamentos en zonas remotas

Por Voz de América – Redacción
MIAMI, EE.UU. – El 2020 pasará a la historia como el año de la pandemia del coronavirus y la necesidad de un tratamiento contra la enfermedad se ha convertido en el motor del desarrollo de varias posibles vacunas que podrían ser aprobadas en las próximas semanas.

Una vez aprobadas las vacunas, surgirá el dilema de cómo hacerlas llegar a lugares remotos, de difícil acceso; lugares sin caminos, carreteras o pistas de aterrizaje. La pandemia y la necesidad de distribuir las vacunas podría entonces convertirse, a su vez, en el motor que empuje la entrega de productos mediante aeronaves no tripuladas; es decir, drones.

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) afirma que la entrega de medicamentos usando drones se ha convertido en un método importante en los países en vías de desarrollo.

Según dicha organización, 18 países han lanzado proyectos para usar este tipo de aeronaves con fines médicos.

“Algunos de ellos lo han hecho como parte de experimentos y pruebas, mientras otros mantienen servicios regulares de entrega por drones”, afirma un reciente reporte de Unicef. “Tres países en la región subsahariana de África, Ruanda, Ghana y Malawi reportaron el uso de drones para el envío regular de materiales médicos, suministros para la atención del COVID-19 y muestras médicas desde el inicio de la pandemia”.

La organización dice que en Ghana los drones han agilizado la recolección y entrega de pruebas de coronavirus de zonas remotas.

Nuevas empresas

Una empresa de San Francisco, Volansi Inc. ha lanzado su propio proyecto de entrega de productos médicos con drones en Carolina del Norte.

En la primera etapa del proyecto, esta empresa, en colaboración con la farmacéutica Merck, conocida como MSD fuera de Estados Unidos y Canadá, está trasladando medicamentos de su fábrica en Wilson, Carolina del Norte, a una clínica en ese mismo estado.

UPS logra permiso para operar aerolínea de drones en Estados Unidos. Informa desde la Voz de América en Washington, Tony Cano.

Según Volansi, esta será “la primera de tres fases para conocer más sobre el rol que la tecnología de drones podría tener para mejorar el acceso a los servicios de salud”.

La compañía indicó en una nota de prensa que con 1,4 millones de habitantes en 29 distintos condados, la vasta región rural de Carolina del Norte puede presentar un reto para el acceso a la atención médica. Añadió que el proyecto ya resultó en las primeras entregas por drones de medicamentos con temperaturas controladas dentro de Estados Unidos.

“Hemos visto como las cadenas de suministros del mundo se han visto tensionadas como nunca antes debido al impacto del coronavirus”, dijo Hannan Parvizian, fundador de Volansi. “Ahora hay una necesidad acelerada para rápidos avances en tecnología de cadena de suministros, especialmente en servicios de salud. Las entregas por dron son una solución a la entrega de suministros médicos críticos donde se necesiten y en el momento en que más se necesiten”.

La empresa está realizando su proyecto en colaboración con la Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés), y el Departamento del Transporte de Carolina del Norte para asegurar que sus entregas se hagan de forma segura y de acuerdo con las normativas estatales y federales.

Comentarios