Bolivia denuncia amenaza chilena con base militar cerca de frontera

Evo MoralesLa Paz, (ANDINA),- El presidente boliviano, Evo Morales, denunció hoy sobre lo que calificó de respuesta soberbia y amenazas de Chile ante su demanda sobre las aguas del Silala, al instalar una base militar a 15 kilómetros del límite fronterizo.

En un breve discurso al realizar la entrega de un lote de ganado vacuno en la comunidad de Pailón, departamento de Santa Cruz, Morales precisó que esa base militar chilena cerca de la frontera boliviana es ilegal, de acuerdo con todos los convenios internacionales.
Solo se pueden instalar bases militares a partir de 50 kilómetros de la frontera con otro país según dichos convenios, recordó el presidente el Estado Plurinacional de Bolivia, y preguntó qué pretende Chile al instalarla a sólo 15 kilómetros de la frontera común.
Cuando Bolivia con toda razón pide justicia ante los tribunales internacionales, señaló Morales, la respuesta de Chile es soberbia y de amenazas.
Pero, recalcó, queremos decirle al gobierno chileno que no estamos en tiempos de invasión sino de integración de pueblos.
En Chile, acotó el primer presidente indígena boliviano, gobiernan un partido socialista y un partido comunista, y no puedo entender que estos partidos sean militaristas y partidarios de amenazas.
Que sepan los pueblos latinoamericanos y del mundo, recalcó, que esta instalación es una agresión a la vida y a la Patria boliviana.
No se confundan algunos grupos y la oligarquía chilena con que estamos aún en tiempos de agresiones colonialistas y de dominio del imperio, alertó, y subrayó que estos son tiempos de los pueblos en que solo buscamos justicia sobre temas pendientes e integración.
La Corte Internacional de Justicia de La Haya, recordó Morales, se pronunció sobre la demanda boliviana sobre una salida soberana al mar el 24 de septiembre pasado y dijo que hay temas pendientes entre Chile y Bolivia que deben ser juzgados por tribunales internacionales.
Morales, agrega Prensa Latina, llamó igualmente a tener todos mucha conciencia y responsabilidad. En los primeros pasos ante el tribunal de La Haya nos ha ido muy bien, dijo, y es nuestra obligación, en vez de buscar confrontación y una agresión, buscar se haga justicia en esas instancias con base en la razón.