• 11 agosto, 2020

Boricua enfrenta cadena perpetua en Lawrence por asesinato de dominicano en el 2012

Miguel Cruz Tejada

Boricua enfrenta cadena perpetua en LawrenceNUEVA YORK,- Un boricua que en el 2012, asesinó un dominicano en Lawrence y que se declaró culpable por el homicidio en la Corte Superior de esa ciudad de Massachusetts, enfrenta una drástica condena de cadena perpetua.

El acusado, Josué Díaz de 29 años de edad y nativo de Puerto Rico, asesinó a Johan Miranda de 31, cuando ambos entablaron una discusión frente a un puesto de chimichurri, en una calle de Lawrence.

Los fiscales dijeron que el boricua, mató a Miranda, porque la víctima defendió su nacionalidad en la disputa.

A pesar de que asistió a la escuela en Puerto Rico, Díaz, no domina el inglés y tuvo que ser asistido en la corte por un intérprete en español.

Relató que estuvo en la escuela hasta los 16 años de edad, cuando estaba cursando el 11no. grado, pero abandonó los estudios.

Trabajaba instalando pisos y fue empleado en los almacenes de envío de la cadena de tienda Marshalls.

Admitió haber disparado contra Miranda, varias veces y aceptó que asesinó a la víctima, porque el muerto, «era dominicano y no boricua».

Miranda, era padre de dos hijos y había llegado a Lawrence, la noche del crimen, para ir  una discoteca, pero antes, se detuvo en el camión de chimichurri para comprar la típica comida dominicana.

Los documentos de la corte dicen que el matón, después de ultimar a Miranda, se dirigió a su apartamento que compartía con dos mujeres, entre ellas su novia y dos niños y trató de suicidarse con un cuchillo de carnicero cuando su ex compañera le dijo que quería terminar la relación.

Quiso quemar el apartamento en el que vivían su novia y el hijo de la pareja de apenas 15 meses de edad para que todos murieran dentro, consumidos por las llamas.

En la vivienda estaban además una cuñada del asesino y el hijo de ella de 18 meses de edad.

El dominicano que tenía 29 años, tenía dos hijos y vivía en el vecindario de Fairhaven.

El boricua disparó varias veces contra Miranda en medio de una discusión originada el 31 de diciembre del 2011.

Los investigadores dijeron que los dos hombres no se conocían entre sí y que Miranda salió desde Boston esa noche para ir al club nocturno «El César» de la calle Essex en Lawrence, antes de detenerse en el camión de comida para comprar algo de comer.

Sarah Terrero, una prima de Miranda dijo en la corte que el asesinato de su pariente, había truncado la vida de un hombre siempre dedicado a trabajar duro y era un gran padre para sus hijos que tenían 6 y 11 años de edad en el momento del crimen.

Miranda, quien trabajaba como chofer de grúa en una empresa tenía el sueño de instalar su propia compañía de remolque. Estudió en la escuela secundaria de Roxbury, antes de emplearse en un cubículo de la cadena Stop & Shop.

«Sabíamos que este día iba a llegar, aunque tuvimos que esperar un año desde la detención y comparecencia del asesino», expresó la prima de la víctima.

Otros numerosos miembros de la familia de Miranda, incluyendo a su padre, estuvieron presentes en la corte.

Días después del asesinato, la policía divulgó un video en el que aparecía Díaz huyendo de la escena del crimen, pero fue capturado en la calle Blakelin y los investigadores dijeron que su arresto no estuvo relacionado con información provista por alguien que hubiera visto la imagen en la prensa.

El homicida fue remitido a un Gran Jurado en el condado de Essex, donde se procesó el caso en la Corte Superior, con los cargos de asesinato en segundo grado y posesión ilegal de un arma criminal, además de otras imputaciones.

 

Comentarios