Cancelan y expulsan 6 oficiales superiores y cuatro oficiales subalternos vinculados al narcotráfico

SANTO DOMINGO. La Comisión investigadora designada para investigar a varios oficiales superiores y subalternos pertenecientes a las fuerzas Armadas y la Policía Nacional, por sus supuestos vínculos con el capo boricua José David Figueroa Agosto, luego de una minuciosa y exhaustiva investigación que conllevó labores de inteligencia y vigilancia, decenas de interrogatorios y revisión de historiales militares y policiales recomendó hoy al Ministro de las Fuerzas Armadas y al jefe de la Policía nacional, la cancelación y expulsión de cinco oficiales superiores, cuatro oficiales subalternos y otros tres militares de menor rango, por evidenciarse su mala conducta y la comisión de faltas graves debidamente comprobadas que los vinculan a la red de narcotráfico internacional dirigida por el reconocido capo boricua José David Figueroa Agosto.

El mayor general Rolando Rosado Mateo, por medio a su portavoz, el coronel Ramón Alcides Rodríguez Veras, dijo que se trata del teniente coronel Alfredo Vargas Herrera, E.N., el mayor de la P.N. Víctor Enrique Liriano Fernández, los capitanes de la P.N., José Manuel Helena Ramírez y Luis Alfredo Báez Ortiz, el sargento Darwin Ovidio Rodríguez Disla, E.N., y los cabos Algenis Buathis Soriano, E.N. y Samuel Moisés Bautista, Marina de Guerra, algunos de ellos adscritos a la DNCD, así como los mayores del Ejército Nacional Roberto Soto Feliz y Juan Ramón Aquino Rodríguez, y de la Fuerza Aérea, Aneury Rodríguez Rodríguez, y el capitán Ernesto José Peguero Mota de la P.N., el segundo teniente Arnulfo Encarnación Medina del Ejército y el Agente de la DNCD Samuel Moisés Bautista; quienes luego de ser investigados por la comisión, se determinó que todos, amparados en su condición de militares, incurrieron en prácticas contrarias al cumplimiento de sus deberes relativos al servicio, por formar parte de una red dedicada al tráfico internacional de drogas.

También dicha comisión recomendó la cancelación y expulsión del coronel Carlos Ariel Fernández Concepción, por comprobarse su vinculación directa con una red internacional de narcotráfico que recluta y prepara mulas para el transporte de narcóticos desde la República Dominicana hacia otros países, principalmente a Europa y Estados Unidos.

La Comisión Investigadora inicialmente integrada por el Licenciado Bienvenido Fabián Melo, Coordinador de los Fiscales Adjuntos de la DNCD, y los coroneles José A. Taveras Martínez, E.N., Jefe de Investigación de la Dirección de Inteligencia J-2, MIFFAA, Robert José Antonio Abreu Peña, E.N. Director de Asuntos Internos de la DNCD, Yoni A. Lara Villalona, P.N., Comandante del Departamento de Investigación General de la Dirección Central de Asuntos Internos de la Policía Nacional (DICAE) y Máximo A. Baez Aybar, P.N., Sub Director Central de la Dirección de Inteligencia Delictiva, P.N., fue conformada el 20 de julio de 2010 y desde esa fecha iniciaron sus labores que incluyeron decenas de interceptaciones telefónicas de llamadas que desde distintos celulares hacían algunos de los antes mencionados en sus comunicaciones con el puertorriqueño Edwin Rodríguez Tirado, alias El Guajiro y otros narcotraficantes de esa isla, quienes son los que coordinaban las operaciones de narcotráfico con los militares investigados.

Como parte de las pruebas que manejó la mencionada Comisión se encuentran además de las grabaciones telefónicas, testimonios, interrogatorios, pruebas documentales, mapificaciones del uso de sus teléfonos móviles y depósitos extraños de altas sumas de dinero en cuentas personales de algunos de los implicados.

Asimismo, se recomendó que las autoridades dominicanas realicen todos las coordinaciones de lugar con las autoridades de la vecina isla de Puerto Rico, a los fines de que se les de seguimiento a los boricuas Hans Lantaine, Leonard Pastrana, Richard Reberon y el dominicano Jesús Vargas, este ultimo, hermano del teniente coronel Alfredo Vargas Herrera, quienes residen en dicha Isla y también forman parte de la referida red de narcotráfico. En las investigaciones se pudo comprobar que tanto estos boricuas como el dominicano, tenían comunicación continua con algunos de estos militares implicados.

La comisión investigadora reveló la detección de una conversación vía celular entre los nombrados Ernie Rodríguez Tirado, alias El Guajiro o el Boricua, Leonard Pastrana y Richard Reberon, donde estos hablaban con preocupación sobre el arresto en Puerto Rico de Elvis Torres Estrada, alias El Muñecón, su posible extradición por el caso de José Figueroa Agosto, y sobre un supuesto soborno fallido al Presidente de la DNCD, donde le habían ofrecido la suma de US$20 millones de dólares, para que detuviera las investigaciones que se estaban llevando a cabo contra este ultimo, así como las pretensiones de atentar contra la vida de un hijo del mayor general Rolando Rosado Mateo.

A través de todas las llamadas interceptadas desde distintos números telefónicos entre los militares y policías con los narcotraficantes boricuas y el hermano del teniente coronel, se pudieron evidenciar los vínculos estrechos entre estos y el conocimiento que tenían los referidos militares y policías acerca de las operaciones de narcotráfico que manejaba en el país la red perteneciente al capo boricua José Figueroa Agosto.

El nombrado Edwin Rodríguez Tirado, alias El Guajiro, esta fichado en los archivos criminológicos de la DNCD, por el hecho de haber sido detenido en el año 2008 con una porción de cocaína y la suma US$1,800 dólares. “El Guajiro” se encuentra en la República Dominicana de manera ilegal y está preso por comprobarse que es miembro de una organización internacional de narcotráfico, que con base en La Romana, forma parte de la red de José David Figueroa Agosto, con contactos muy activos y poderosos en nuestro país y Puerto Rico. Fue puesto en manos de la Dirección General de Migración a los fines de ser deportado a su país.

Otras personas que estaban siendo investigadas e interrogadas con relación a su complicidad con el narcotráfico son los civiles Samuel Audilio Marmolejos Castillo, alias Tony/Sammy Sosa, Miguel Angel Duran Diere, Rocío Alxandra Aristy Forne, Aladino Antonio Gómez López y el ex sargento de la Marina de Guerra Ramón Gregorio Lara Tejeda. Estos también se encontraban presos durante la investigación, pero fueron puestos en libertad por la comisión investigadora.

La Comisión investigadora determinó que todas las pruebas encontradas durante el proceso de investigación son suficientes para que los implicados sean pasibles de ser objeto de las mas drásticas sanciones contempladas en las leyes y reglamentos vigentes de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional, toda vez que dichas pruebas son suficientes para demostrar de que los mismos forman parte de una red internacional dedicada al trafico de drogas narcóticas.

En el caso de los mayores del Ejército Nacional Roberto Soto Feliz y Juan Ramón Aquino Rodríguez y de la Fuerza Aérea, Aneury Rodríguez Rodríguez, así como el capitán Ernesto José Peguero Mota de la P.N., el segundo teniente Arnulfo Encarnación Medina del Ejército y el Agente de la DNCD Samuel Moisés Bautista, se pudo determinar que estuvieron involucrados en el trasiego de 52 paquetes de cocaína con un peso de 56 kilos, incautados el pasado 7 de mayo en el Aeropuerto Internacional de Punta Cana.