Celuloide por Dentro

El famoso actor y director Mel Gibson arriba hoy a 55 años

De Marcos Sánchez

Lo más impacable que existe es el tiempo. Aunque existen mil métodos de cómo intentar eludirlo, su paso es indeleble y su accionar chocante en algunos casos. Claro que para Mel Gibson llegar a 55 años no sería igual que a un ciudadano común debido al estilo de vida que lleva éste y por supuesto, todos esos millones que bien podrían ayudarle a extender un poco más su vida física.

Mel Columcille Gerard Gibson nación un día como hoy en Peekskill, Nueva York (contrario a lo que muchos piensan de que es de nacionalidad australiana) y es el sexto de once hijos de la pareja Hutton y Ann Gibson (fallecida en 1990). Mel tuvo que mudarse a New South Wales, Australia en un intento de su padre para que éste y sus hermanos evitaran el servicio militar en EE.UU.

Mel Gibson es egresado del la Universidad de New South Wales en Sídney, capital australiana. Su fama le llega en “Mad Max” (1979) y ese mismo año sale en “Tim”, ganando un premio como mejor actor por ésta última en los Australian Film Institute (equivalente al Oscar). Luego le vimos en “Gallipoli” (1981), ganándose otro premio en la misma categoría en los American Film Institute.

Su debut en esta parte del Altántico lo hizo en la cinta “The Bounty” (1984) al lado del veterano Anthony Hopkins. En 1987, Mel protagonizó en lo que se convertiría en la saga que le dio más popularidad aún: “Arma Mortal”. En 1990 realiza “Hamlet” con cierta aceptación de la critica, luego hizo “Forever Young” en 1992 y la aterradora “El Hombre Sin Rostro” en 1993.

No obstante, fue en 1995 que estelarizó su hasta ahora rol más conocido: Sir William Wallace en la ganadora de par de Oscars, “Braveheart”. Desde ahí éxitos taquilleros como “The Patriot” (2000), “Ransom” (1996) y “Payback” (1999) le han sonreido al actor. Su versatilidad le ha agenciado también reconocimiento detrás de las cámaras: dirigió una controvertida versión de la vida de Jesús en “Passion of the Christ” (2004) y analizó las interioridades de la cultura maya en “Apocalypto” (2006).

Aunque su vida ha estado marcada recientemente por escándalos personales, Mel Gibson permanece en un sitial privilegiado dentro del circuito de actores que más beneficios le han dejado a Hollywood. De hecho su cheque de 25 millones por “The Patriot” fue la bujía que irrupcionó los salarios de actores de renombre.