Cepal alerta de un brote de inflación en América Latina

cepal-alerta-de-un-brote-de-inflacion-en-america-latina.jpgSantiago, – (ANDINA). El alza de las materias primas, los alimentos y el crudo está generando riesgos de burbujas financieras en algunos países de Sudamérica que exportan estos ‘commodities’, dijo este jueves la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

“Preocupa que en Brasil una apreciación cambiaria excesiva puede generar estos problemas y afectar el crecimiento”, sostuvo el jefe de la División de Desarrollo Económico de Cepal, Osvaldo Kacef.

La amenaza, inducida por la fuerte llegada de capitales, está asociada paradójicamente a la solidez del sector externo y a las altas rentabilidades financieras con bajo riesgo que exhibe hoy Sudamérica en general.

De hecho, Chile, Brasil y Perú están recibiendo mayores inversiones y comercio debido tanto al escaso atractivo que hoy tienen Europa y Estados Unidos, como al fuerte auge de las exportaciones a China de estas economías.

El cuadro económico, aunque a primera vista parece gatillar una bendición de comercio e inversión por el alza de precios de los ‘commoditties’, está consolidando riesgos de largo plazo, según Kacef.

Entre ellos destaca que los precios de minerales y alimentos, que algunos creen que se mantendrán por años, consolidan estructuras monoproductoras. Éstas refuerzan la inequitativa distribución del ingreso, que mantiene a 80 millones de latinoamericanos en la pobreza.

El cuadro económico, ligado coyunturalmente a la crisis petrolera y política en el norte de África, se ve morigerado por la mayor solidez fiscal que deriva de los crecientes ingresos económicos, como sucede en la petrolera Venezuela.

No obstante, la situación es una abierta “maldición” para países centroamericanos como Nicaragua, Guatemala, Costa Rica o incluso México, que son importadores de alimentos y energía, explicó Kacef.

“Estas naciones además deben competir con los productos chinos en el mercado estadounidense, en un esquema de creciente apreciación de sus monedas”, ahondó.

En este marco, Kacef señaló que todos los países deberán tomar medidas macroeconómicas para evitar futuras crisis, en especial economías como Argentina, país que puede enfrentar problemas inflacionarios mayores, dijo.

“Es importante evitar que la inflación internacional, en alimentos y petróleo, contagie a las economías internas. Los bancos centrales deben trabajar sobre las expectativas”, manifestó. No obstante, subrayó que ésta es una parte del problema y que es necesario que los gobiernos debatan acciones globales.

Entre ellas, destacó la aplicación de políticas fiscales contracíclicas, el control en la medida de lo posible de los mercados cambiarios y el impulso de una reconversión productiva con los excedentes generados por el auge actual de las materias primas.

“Hay que evitar que la coyuntura favorezca una creciente especialización productiva en materias primas”, remarcó según consigna la agencia DPA.