• 27 septiembre, 2020

Colombia atraviesa un momento crucial de la pandemia

Por Karen Sánchez

BOGOTÁ, (VOA), – Luis Mejía tiene dos hijas, es ingeniero y trabaja desde su casa. Aunque apenas sale a las calles de Bogotá, dice que los diversos medios de comunicación le recuerdan que el incremento de contagios no cesa pese a las diversas medidas adoptadas por las autoridades.

“Nos preocupa mucho, ya que se ha anunciado el retorno de la actividad económica en la ciudad. Dado que tenemosdos niñas menores de cinco años, enviarlas al colegio o exponerlas no ha sido una opción que hayamos considerado dentro de nuestro hogar”, dijo Mejía a la Voz de América. Espera, además, que no se levante la cuarentena, pues teme por sus niñas y dos adultos mayores con los que tiene contacto diario.

Explica Mejía que en su casa están “desconcertados” con el tema de los picos de la pandemia: “Según los epidemiológicos, las pandemias se comportan como un diente de sierra, es decir, que después de un pico llega otro y otro, hasta que se genera la inmunidad del rebaño (…)  Más que esperar o no el primer pico, lo que esperamos es que alguna de las vacunas anunciadas a nivel mundial llegue a nuestro país y que además sea de fácil adquisición”.

Colombia se encuentra entre los 20 países del mundo con más contagios de COVID-19.

Para Adriana González, una optómetra que vive en Medellín, la situación se vuelve agobiante, pues dado el gremio en el que se mueve, siente el impacto del aumento de contagios. «Día a día me enfrento con pacientes sintomáticos que, con miedo, debo atenderlos”, expone.

Su anhelo, como el de muchos, es que comiencen a descender las cifras de contagiados: “Hace meses estoy esperando que llegue el pico y claro que me interesa porque se ha visto el ejemplo en otros países que después de esta etapa las cosas empiezan a mejorar”.

OPS: «Inquietantes aumentos»

El miércoles, Colombia marcó su cifra más alta en número de contagios, con 12.830 nuevos casos, casi 2.700 que el día anterior, y 323 muertes por coronavirus en un día.

“Estamos viendo inquietantes aumentos en lugares que habían conseguido contener las epidemias anteriormente, como Colombia y Argentina”, dijo el martes Carissa Etienne, directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Al respecto, el médico Carlos Álvarez, infectólogo, profesor de la Universidad Nacional de Colombia y coordinador nacional sobre estudios COVID-19 de la Organización Mundial de la Salud le explicó a VOA Noticias que en Colombia y Argentina los confinamientos han sido largos, mientras los países se preparan para atender la demanda de casos.

“La estrategia ha sido más de correr un poco la curva, que sea menos pendiente y que se haya retrasado para lograr preparar los sistemas de salud”, la detección de casos, la atención en las UCI y los suficientes elementos de bioseguridad para proteger al personal.

Pero el confinamiento, dice el médico, “en una estrategia de mitigación, no puede ser eterno, hasta que no haya una vacuna o un tratamiento”, entonces este se flexibiliza. Sin embargo, agrega, “se convierte en un resultado paradójico porque el momento en que tú empiezas a hacer desconfinamiento, el número aumenta. Si tienes una mayor capacidad para hacer pruebas diagnósticas, vas a detectar más casos que los países que no hacen pruebas”.

Para el médico epidemiólogo Carlos Trillos, profesor de la Escuela de Medicina de la Universidad del Rosario, el aumento de casos es lo esperado para los meses de julio y agosto, debido, además de la flexibilización de la cuarentena, el mayor número de pruebas y al “cansancio” que presentan algunas personas por “largos periodos de medidas restrictivas”.

En ese sentido, dice, la preocupación quizás está basada en que si no ocurre una prevención adecuada, se incremente en los próximos meses.

“Las autoridades sanitarias han sido responsables, juiciosas, hacen acompañamiento, pero todos debemos aportar y, sobre todo, este mes”, al que el doctor Trillos calificó como “crítico”.

Los doctores coinciden en que el hecho de no haber dejado que el pico llegara tan rápidamente ha permitido que los sistemas sanitarios no hayan colapsado, como en otros países.

“Yo creo que lo que ha hecho América Latina, en realidad, por las condiciones de la región, es que ha tenido que esperar a hacer desconfinamiento flexible y eso hace que se hayan presentado picos en diferentes momentos”, dice el infectólogo Álvarez, quien además es asesor de la presidencia de Colombia.

Los médicos explican que el pico de la pandemia en Colombia no se comporta del mismo modo y varía en las diferentes ciudades y regiones. Lo que sucede, dice Álvarez, es que “en este momento, Colombia atraviesa por un pico muy importante porque en las dos ciudades más grandes, que es donde más ocurre la transmisión, más densidad poblacional, como Medellín y Bogotá, en este momento tiene un número importante”.Para el doctor Trillos, hay que tener cuidado con las cifras, pues la situación en los países no es comparable, ya que dependen de la rigurosidad de las pruebas que se toman, la distribución de la población en cada país por edades, por comorbilidades, entre otros aspectos. Así mismo, dijo que hay países que son juiciosos con las pruebas y que pueden arrojar más números más altos.

Explicó que se podrían presentar más picos, a medida que se flexibilice más la cuarentena. “Va a ver menos rechazo hasta que la población esté en una tasa más alta de inmunidad y también los casos de comportamiento se den”, agregó.

Actuales medidas

Colombia se mantiene en un aislamiento obligatorio preventivo desde el 25 de marzo y que se extenderá por el momento hasta el 1 de septiembre. No obstante, se han flexibilizado algunas medidas con la reactivación económica de aciertos sectores económicos.

En Bogotá, hay cuarentena estricta que finalizará esta semana en algunos sectores de la ciudad. Sin embargo, el aislamiento decretado por el gobierno, con algunas excepciones, continuará hasta finales de agosto.

La alcaldesa de la ciudad, Claudia López, descartó la cuarentena por localidades, pero dijo que se están estudiando nuevas medidas que se aplicarán entre septiembre y diciembre.

El alcalde de Medellín, Daniel Quintero, ha dicho esta semana que la situación en la ciudad está “en una especie de meseta. Mucha gente esperó que el pico fuera un punto, pero el pico llegó como una meseta y así vamos a estar unas tres semanas más o menos”. Además ha reiterado la importancia de usar tapabocas y cuidar a las personas mayores y los que padecen enfermedades.

En Colombia, la cifra total de contagios asciende a 422.519, 13.837 fallecimientos y 239.785 recuperados. El país ocupa el octavo lugar global con el mayor número de contagios, según la Universidad Johns Hopkins.

Comentarios