Condenan a cadena perpetua un dominicano en Lawrence por asesinato de compatriota en el 2004

De Miguel Cruz Tejada

justicia-y-pistola.jpgNUEVA YORK,-El dominicano César Santana de 37 años de edad y quien fue declarado culpable por el asesinato en segundo grado por  de su compatriota Rafael Castro el 26 de agosto del 2004, fue  condenado a cadena perpetua ayer martes en la Corte Superior de Lawrence por el juez David Lowy.

Santana, quien fue declarado culpable por un jurado durante el juicio de varios días, celebrado en la Corte Superior de Lawrence, fue acusado de matar a Castro al estilo ejecución  con un tiro en la cabeza, luego de emboscarlo en el sexto piso de un edificio  y taparle la boca con cinta adhesiva.

También fue declarado culpable de allanamiento de morada, dos cargos de asalto a mano armada, dos cargos más de secuestro con un arma de fuego, además de otro cargo adicional por escalamiento.

La oficina del Fiscal del Distrito de Lawrence, dijo que Santana es el segundo hombre declarado culpable por el asesinato de Santana.

En octubre del 2008, Joonel García, también dominicano, fue condenado a cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional y otros 40 años de cárcel por dos cargos de secuestro.

Castro fue ultimado después que llegó a su casa el 26 de agosto del 2004, luego de recoger a la hija de su novia Norma Cedeño en el aeropuerto internacional Logan de Boston, al regreso de la mujer desde la República Dominicana.

La policía dijo en la ocasión que la señora Cedeño fue interceptada por Santana y García, quienes la llevaron a otro cuarto donde la amarraron y le pusieron cinta adhesiva en la boca para evitar que gritara o pidiera auxilio a los vecinos.

Ella salió ilesa del ataque.

Castro fue emboscado en el pasillo del sexto piso en el que está el apartamento y obligado por los asesinos a llevarlos a su vivienda, antes de que Santana le disparara en la cabeza.

Los matones, saquearon el apartamento en busca de dinero y cocaína.

La mujer se las arregló para desatarse y pudo llamar a la policía a las 1:05 de la madrugada e informó sobre un hombre con un balazo en la cabeza.

Cuando los agentes llegaron a la escena, hallaron a Castro muerto en su dormitorio. Los investigadores hicieron pruebas de ADN de la cinta adhesiva utilizada por el cómplice de Santana que coincidió con la muestra hecha el convicto.

La evidencia, desempeñó un papel crucial para lograr la condena de Santana, dijo la fiscalía.