Dicen Haití está vigilante solución descendientes haitianos en RD

dicen-haiti-esta-vigilante-solucion-descendientes-haitianos-en-rd.jpg

Edwin Paraison

SANTIAGO.-El ex consul general de Haití, Edwin Paraison, consideró que buscar una salida de un asunto “difícil y complejo”, respetando los derechos de los descendientes de haitianos con documentos de identidad dominicano, es uno de los compromisos más importantes y prioritarios suscritos entre los gobiernos de ambos países.

Entrevistado por el periodista Federico Méndez, en el programa Esferas de Poder, que se transmite los domingos de 5:00 a 6:00 de la tarde, por Santo Domingo TV, dijo que Haití se mantiene vigilante frente a la solución que se buscará a miles descendiente que tienen documentos de identidad, porque nacieron en República Dominicana.

Comentó que desde hace casi ocho meses hubo problemas con los plazos para la presentación ante el Congreso Nacional de una propuesta de solución al problema.

Expuso que primero se habló como fecha el 27 de febrero y luego el presidente Danilo Medina inició una serie de consultas con dirigentes políticos y religiosos para consensuar la pieza legislativa, lo cual fue muy bien recibido por la opinión pública.

Paraison advirtió que contrario a lo que se dice en la República Dominicana, no cree que se hayan producido presiones, tanto internacionales como haitianas, para llevar al Gobierno a presentar el proyecto.

“No creo que ha habido tal presiones, especialmente del lado haitiano, contrario a lo que mucha gente entiende”, recalcó.

El ex ministro haitiano piensa que se han producido presiones “inmensas” y manifestaciones públicas de grupos ultranacionalistas dominicanos, como la ocurrida en el Parque Independencia donde se proclamó como consigna “muerte a los traidores”.

“Tal como vemos el asunto, hay que poner muy aparte la actuación del Presidente de la República, porque desde un principio ha mostrado un interés muy sincero de poder, no tan solo buscar la vía que nos permita hacer justicia, en el caso de miles de personas que fueron asentadas por el Estado dominicano nacionales dominicanos sobre cuatro generaciones”, subrayó.

Paraison dijo que ha preocupado al mandatario que desde 1929 hasta la fecha a esas personas se les
diga que no dominicanos.

Consideró que el tema migratorio no puede ser visto como una cuestión exclusiva entre Haití y la República Dominicana, sino desde una perspectiva global.

Indicó que haitianos y dominicanos están dejando la isla para buscar mejores condiciones de vida en otros países del mundo.

Sostiene que en el asunto migratorio ambos países tienen que buscar la manera de abrir canales de
cooperación.

Paraison dijo que los controles normales de carácter migratorio en la frontera, la República Dominicana “tiene que hacerlos respetando los derechos humanos”.

“Pero al mismo tiempo hay la posibilidad de que la República Dominicana tengamos un especio de cooperación, de colaboración, en ese campo, y trabajemos juntos para mejorar las condiciones de vida de nuestros inmigrantes en otras partes del mundo”, acotó.

Afirmó que su país ha estado dando seguimiento directo a los casos de personas de su origen, con el propósito de proteger los derechos fundamentales de los afectados por la sentencia 168-13 del Tribunal Constitucional.

Recordó que la mayoría de los afectados por el fallo de la alta corte son de origen haitiano. “Por lo cual, Haití ha estado dando seguimiento, intercediendo, dialogando o dando seguimiento al caso de manera directa”, puntualizó.