Dominicanas muertas en accidente serán sepultadas en RD; padre de niña reclama justicia

Miguel Cruz Tejada 

NUEVA YORK,-Las dominicanas que murieron en el aparatoso accidente del domingo en la mañana, cuando se dirigían a un paseo a las cataratas del Niágara en Búfalo, en la frontera con Canadá, serán sepultadas en la República Dominicana, después de ser velados los cuerpos en una funeraria de Perth Amboy en Nueva Jersey, donde residía la familia.

La dos mujeres, madre e hija, Ondina Castro de la Cruz, de 47 años y Mayelín Brito Castro, de 32, además de la hija de la segunda, Kiara Hernández de 4, perecieron en una carretera en el condado Wyoming, al Norte de Nueva York, cuando el vehículo que abordaban, un KIA Sedona con capacidad para siete pasajeros, aunque viajaban nueve, fue impactado por el conductor Richard Sawicki, el que la policía estatal dijo que estaba borracho y violó una señal de Pare, para no cederle el paso a los abordantes que salieron la noche anterior desde la ciudad de Perth Amboy.
La activista de esa ciudad, María Peralta, dijo que todavía no hay detalles de la funeraria en Nueva Jersey, donde serán velados los restos, pero adelantó que los cuerpos llegarán a Perth Amboy el viernes 7 de junio, luego del cual serán trasladados a la República Dominicana.
Se dijo que la familia, cuyo mentor, Ercilio Reyes Brito (Quico), sufrió la rotura de varias costillas, emigró a Estados Unidos en 1989, y luego trajo a los demás desde el barrio Capotillo en Santo Domingo, siendo nativos de San Cristóbal.
Además de las mujeres y la niña muertas, los heridos son Reyes Brito, Reyes Rodríguez, María Brito Castro, de 26, un niño de 14, una niña de 10, dos niños gemelos de 4, que siguen internados en el hospital.
Se confirmó anoche que los gemelos siguen graves, uno en estado crítico, mientras el otro, está estable dentro de su condición.
Algunos de los sobrevivientes fueron dados de alta del hospital de la ciudad de Sheldon, a la altura de la cual sucedió la tragedia.
Una vigilia que se había programado para ayer miércoles en la noche, frente a la casa de las víctimas, tuvo que ser pospuesta para esta noche, debido a una poderosa tormenta que impactó a Nueva Jersey, incluyendo un tornado.
Estudiantes, compañeros de escuela de Kiara y numerosos comunitarios se han acercado a la familia en muestra de solidaridad y apoyo, pero hasta ahora, ningún funcionario, oficial electo o dirigente político, se han aparecido en Perth Amboy para darle aliento a los parientes.
PADRE DE LA NIÑA PIDE JUSTICIA
Ayer miércoles, el padre de Kiara, Robinson Hernández, habló en medios locales, reclamando justicia y explicando con ojos llorosos, que él nunca se imaginó que hija iba a morir de esa edad y menos en un accidente de esa naturaleza.
“Que él pague con todo el peso de la ley por hizo”, pidió Hernández en referencia al conductor que sigue preso, enfrentando cargos de asesinato vehicular, manejar borracho y conducta temeraria.
“No tengo palabras para seguir hablando de esto”, dijo el señor Hernández.
Relató que la última vez que estuvo son Kiara, fue el sábado antes de la tragedia.
“Es muy triste, nunca pensé que iba a pasar algo así, no puedo ni hablar, porque lo que pasó fue muy grande”, agregó el padre.
“Necesito justicia, esa persona que mató a mi niña, a su madre y su abuela, tiene que pagar por eso, y espero que a nadie le pase algo como esto”, dijo Hernández.
En relación a la niña, no está claro si sus restos serán sepultados también en la República Dominicana.