Dominicano arrestado en Lawrence por narco defeca tres bolsas de heroína en baño de la cárcel

hombre esposadoMiguel Cruz Tejada

NUEVA YORK,- Héctor Soto, un dominicano arrestado por narco junto a su cómplice Edwin Ortiz, en Lawrence (Massachusetts), se tragó tres bolsitas de heroína, las que defecó posteriormente en el baño del cuartel de Haverhill, dijo la policía de esa ciudad.

Los dos hombres, son investigados por cargos de narcotráfico y la muerte de un adicto no identificado, al que habrían vendido heroína y murió por una sobredosis, en el suburbio de Atkinson.

Ortiz, de 35 años, con domicilio desconocido, es quien es señalado como el principal sospechoso en la venta de la droga al adicto que murió.
Fue arrestado en Haverhill la semana pasada y acusado de tres cargos por posesión y distribuir droga, conspiración para violar las leyes de drogas, violación de drogas cerca de una escuela y dar un nombre falso a la policía.

El jefe de policía en Atkinson, Albert Brackett dijo que la investigación sobre una posible sobredosis en su ciudad está en curso.

“Puedo confirmar que un sujeto murió en la ciudad hace un par de semanas”, dijo Brackett, y señaló que esa muerte ocurrió el 26 de septiembre y que el departamento de policía, no había recibido los resultados de la autopsia. “Puedo decir que estamos interesados ??en él (Ortiz) debido a sus actividades en Haverhill y los cargos en su contra”, añadió el jefe policial.

Policía Haverhill dijo Ortiz estaba usando el nombre de “Feliz Quintero Aguilar” y que era conocido por sus compradores como “Alex”.

Ortiz fue instruido de cargos el 19 de septiembre en el Tribunal de Distrito de Haverhill, donde quedó detenido con $ 150.000 en efectivo de fianza. De acuerdo con la Oficina del Fiscal del Distrito de Essex, Ortiz apeló su libertad bajo fianza en el tribunal superior, donde en lugar de bajar el monto de la fianza, un juez lo mantuvo preso sin derecho a fianza.

Según la policía, Soto, de 41 años, cuya dirección es también desconocida, fue acusado de distribución de droga, conspiración para violar las leyes de drogas y violación de drogas en una zona escolar.

Ambos hombres se deberán regresar al tribunal el 24 de octubre para las audiencias previas al juicio.

De acuerdo con un informe de la policía, Ortiz vendió heroína a un informante durante una compra vigilada en Haverhill y conspiró para violar las leyes contra las drogas con Soto, que según la policía estaba viviendo en Lawrence durante los últimos nueve meses.

Soto quedó detenido con $75.000 dólares en efectivo de fianza y quedó también por otro caso pendiente.

La policía dijo que la Policía de Inmigración y Aduanas (ICE) informó al Departamento de Policía de Haverhill que están comprobando el estatus legal en Estados Unidos de Ortiz y Soto.

La policía dijo que los acusados estaban juntos el 16 de septiembre, cuando los miembros de la unidad de narcóticos de la policía de Haverhill, detuvieron su vehículo después de una compra de heroína por el informante. Antes de la parada, Soto se tragó tres bolsas de heroína, que luego defecó en el baño de la cárcel preventiva.

El informe dijo que Ortiz ha estado bajo investigación desde hace más de un mes y se sabe que hace entregas de heroína a adictos en Haverhill. La policía dijo que también utiliza un corredor para entregar sus medicamentos. Los investigadores dicen que el vehículo Ford Escape que conducía Ortiz y la mini van Chrysler que utiliza en la ruta para distribuir la heroína, fueron el registrado a nombre de una persona en Lowell.
Agentes antidrogas habían arreglado una compra de heroína con “Alex” el 15 de septiembre, según la policía. Los oficiales detuvieron a su “corredor”, que acordó que Ortiz entregaría las drogas por sí mismo, al día siguiente.

Los detectives establecieron vigilancia delante de una casa en la calle Portland. La policía dijo que Ortiz conducía un Ford Escape por la calzada, y un minuto más tarde los agentes se retiraron y se dirigieron hacia la Cuarta Avenida. El informante mostró a los oficiales la heroína que había sido comprada a Ortiz.

Los oficiales fueron a un apartamento e interrogaron a una mujer que les dijo que compró la heroína de “Alex”.

La policía siguió Ortiz y detuvieron su vehículo en la Quinta Avenida. Los agentes detuvieron a Ortiz y a Soto. La policía encontró $340 dólares, 40 de los cuales, recibió “Alex” por la venta de la droga y también una botella de agua casi vacía.

La policía dijo creer que Soto bebió el agua para tragarse las bolsas de heroína.

Le incautaron otros $120 dólares que estaban en la billetera de Ortiz.

Cuando fueron conducidos al cuartel, los dos hombres dijeron que no hablan inglés. Ortiz estaba en posesión de una licencia de conducir de Puerto Rico, dijo la policía.

Soto, no tenía ningún tipo de identificación con él, dijo a los investigadores que él estaba en casa de una tía, pero no sabía la dirección, según la policía.

La uniformada dijo que llamó al celular de Ortiz y en el identificador de llamadas apareció el nombre de “Dealer Alex” (vendedor Alex).