¿Dramaturgia? … oh teatro dormido en Sabaneta, por fin has despertado!!!

Por Lilian Carrasco

Según las diferentes definiciones de los diccionarios teatrales, la dramaturgia es lo que hace el drama, o lo ordena fijando las premisas fundamentales o coordenadas de un posible espectáculo, que será la última seña remota que guarda esa escritura. La cita fue la noche del viernes 25 de junio en el Ayuntamiento Municipal de Sabaneta.

Convocados por el Centro de la Cultura, la Casa de la Cultura y el Círculo Literario Domingo Moreno Jimenes de Santiago Rodríguez, decenas de Sabaneteros se dieron cita a un gran espectáculo donde la Fundación Theomai de Santiago presento “LA MISIVA DE POBORSKY” de: Miguel R. Hernández y Maickel Ronsino, bajo la dirección de Lorenzo Martínez.

Nos encontramos ante un teatro experimental, de personajes reducidos, pero que denotan una estética que los identifica, así como un nivel actoral vigoroso, resultado de una búsqueda incesante en cuanto a la técnica, así como la definición de una línea dramática que desmaya en un nuevo realismo que cuestiona los nuevos paradigmas del arte postmoderno.

En el reparto nos encontramos a Natalie Vásquez como SARA, Manuel Pichardo como ALBERTO, José Núñez como GUILLERMO y DANILO BACILIO como MR. POBORSKY. La obra trata de tres personajes con sueños no consumados que terminan compartiendo sus vidas. Por un lado, una pareja de esposos que no pueden mantener su relación (SARA Y ALBERTO) y acuden al divorcio. De pronto el abogado (GUILLERMO) se convierte en la nueva pareja de la mujer. LA MISIVA DE POBORSKY, no es más que la respuesta esperada por GUILLERMO de un gran cineasta (VOZ EN OFF DE DANILO BASILIO), para por fin abandonar su carrera como notario y ser un gran director de cine o de teatro como siempre soñó en su adolescencia y convertir a su esposa, o sea, a SARA como gran estrella, pero la respuesta que recibe lo hace de alguna manera resignarse, ya que poborsky termina siendo muy duro con él en su misiva, diciéndole en palabras finales que sus escritos le han servido para hacer fuego en su chimenea.

Con el curso de la historia pasa a ser conocimiento del público los sueños de cada uno y, en un flashbacks, es evidente que cada personaje asume un rol que en nada tienen que ver con sus sueños de adolescentes, más bien, asumen ocupaciones que fueron definidas por sus familiares. Notaremos como estas decisiones van a marcar las vidas de Sara, Alberto y Guillermo.

Se dan con frecuencia en la pieza, la mezcla entre lo popular y lo clásico, no sólo en el lenguaje, sino también en los vestuarios y expresiones de los actores. Además de un re-juego entre las terminologías, recurriendo constantemente a lo que es y no es.

Con maquillaje, escenografía, luces y vestuario del mismo grupo, la construcción escenográfica de Rafael D´ León, Francelis Domínguez y José Antonio Martínez como asistente y el diseño Grafico de Juan Titan, queda en la memoria de quienes allí estuvimos: LA MISIVA DE POBORSKY.