El ADN libera dos presos que estuvieron 21 años en cárcel de NY siendo inocentes

De Miguel Cruz Tejada

el-adn-libera-dos-presos-que-estuvieron-21-anos-en-carcel-de-ny-siendo-inocentes.jpgNUEVA YORK,- El ADN liberó a dos reos afroamericanos después de estar 21 años encarcelados, siendo inocentes de un triple homicidio del que fueron acusados y declarados culpables.

La fiscalía de Brooklyn, abandonó el caso, cuyos argumentos se debilitaron en manos de los fiscales y un juez ordenó ayer jueves la libertad de Anthony Yarbough de 39 años de edad y Shariff Wilson de 37.

Ambos fueron condenados por los asesinatos de la madre de Yarbough, su hermana de 12 años y una amiga de la hermana en 1992.

Fueron juzgados en la Corte Suprema Estatal de Brooklyn un año más tarde y encontrados “culpables” del triple asesinato.

El año pasado, se tomaron las pruebas del ADN debajo de las uñas de la madre asesinada y fue comparada con el ADN del acusado, pero el resultado fue negativo.

“Dado que la prueba del ADN fue negativa, no ha habido evidencias concluyentes y absolutas de que estos dos hombres sean culpables de esos asesinatos”, dijo el abogado defensor de los reclusos Margulis Ohnuma.

Yourbugh fue condenado a 75 años con opción a cadena perpetua, debido al testimonio de Wilson que hizo un acuerdo con los fiscales para incriminarlo a cambio de una sentencia leve en su favor.

Wilson fue sentenciado a nueve años con opción a cadena perpetua.

En el 2005, Wilson decidió retractarse por escrito de su testimonio contra Yarbough.

Durante la gestión del ex fiscal de Brooklyn, Charles Hynes, quien perdió las elecciones el año pasado, numerosos inocentes fueron condenados y posteriormente liberados con pruebas del ADN. Esos casos, le han costado millones de dólares en compensación al sistema judicial del estado de Nueva York.

Uno de ellos, es David Ranta, quien estuvo 23 años en prisión siendo inocente, luego de ser declarado “culpable” de asesinar a un rabino judío en el vecindario Williamsburg de Brooklyn.

Los fiscales tuvieron que admitir que la sentencia contra Ranta en 1991 fue injusta y errática.

Jabbar Collins, fue liberado en el 2010 también a través del ADN, después de ser enviado a la prisión en 1995, condenado por supuestamente matar también a otro rabino judío.