El Papa nombra 24 nuevos cardenales, entre ellos un español

Ciudad del Vaticano- AF- El papa Benedicto XVI presidió este sábado en la basílica de San Pedro en el Vaticano la solemne ceremonia para la “creación” de 24 nuevos cardenales, entre ellos el español José Manuel Estepa, a los que recordó que en la Iglesia no hay patrones.

“En la Iglesia, nadie es patrón”, afirmó el Papa, quien recalcó que los nuevos “príncipes de la Iglesia” entran a formar parte del “coetus peculiaris”, el grupo selecto “que brinda su colaboración asidua e inmediata” al pontífice.

A los nuevos cardenales, el Papa subrayó que en la Iglesia “no es la lógica del dominio ni del poder” la que reina, “sino la del servicio, la de arrodillarse para lavar los pies, la lógica de la Cruz, que es la base de todo ejercicio de autoridad”, dijo.

Vestidos con sus paramentos color rojo sangre, en homenaje al color de la sangre derramada para defender a la Iglesia, los nuevos cardenales, entraron a formar parte del llamado “Senado” del Papa. En nombre de todos los cardenales recién designados, el cardenal Angelo Amato recordó que se han comprometido “hasta el extremo” a defender “la fe, la paz (…) la libertad” de la Iglesia.

El primer Papa alemán de la era moderna subrayó en su homilía la necesidad de “humildad” de todos los miembros de la milenaria institución, los cuales “no vienen para ser servidos, sino para servir”, insistió.

De los 24 nuevos cardenales, cuatro tienen más de 80 años de edad (entre ellos Estepa, arzobispo emérito de la Orden Militar, uno de los cuatro autores del catecismo) y 20 son electores, es decir, tienen derecho a voto en caso de elección de pontífice.

Los nuevos “ministros” recibieron emocionados el birrete rojo cardenalicio de manos del pontífice durante la celebración, transmitida en directo por los canales de televisión del Vaticano. Con las nuevas designaciones, el número de cardenales con derecho a voto en un eventual cónclave por la muerte del Papa llega a 121 miembros, uno más del límite fijado por Pablo VI y pocas veces superado por Juan Pablo II.

A pesar de que el mayor número de católicos en el mundo (1.166 millones) se concentra en América Latina, Europa resulta el principal abastecedor de cardenales para la Iglesia. En total, de los 121 cardenales electores, 62 son europeos (25 italianos), según las estadísticas del Vaticano. Otros 21 son latinoamericanos, 15 norteamericanos, 10 asiáticos, 12 africanos y uno de Oceanía.

El continente africano, que el Papa alemán considera una de las prioridades de su pontificado, cuenta a partir de hoy con cuatro nuevos cardenales electores, un reconocimiento especial. Los representantes de las regiones del sur del mundo ocupan, sin embargo, sólo un tercio del colegio cardenalicio, lo que confirma, según varios observadores, la visión “eurocentrista” del actual pontífice.

El domingo, en el curso de una misa solemne oficiada en la plaza de San Pedro con todos los cardenales, será entregado el anillo de oro cardenalicio. Miles de personas, entre ellos 150 cardenales de todo el mundo, así como religiosos, obispos, grupos de peregrinos y delegaciones de los países de origen de los nuevos purpurados asistieron a la proclamación.

Tras su tercer Consistorio, Benedicto XVI habrá proclamado 50 de los 121 cardenales electores, por los 71 de su predecesor, Juan Pablo II. La víspera, cerca de 150 cardenales del mundo entero se reunieron con el pontífice para hablar de la “respuesta de la Iglesia” a la pederastia. Durante la reunión fueron informados sobre el programa “eficaz y coordinado” que la Santa Sede prepara para combatir ese grave fenómeno que afecta el prestigio de la Iglesia católica.