• 24 octubre, 2020

Empresa dominicana estrena novedosas pruebas rápidas COVID – 19 con sistema robótico

Miguel Cruz Tejada

NUEVA YORK,-La reconocida empresa dominicana J&J (Jaime y Judy Vargas) de servicios múltiples y que incluye la escuela de choferes Vargas Driving School, comenzó a estrenar un novedoso sistema robótico para pruebas rápidas de COVID-19 a empleados, clientes y visitantes, con capacidad de detectar síntomas y enviar mensajes a la gerencia sobre quienes o quien están en riesgo de contagiar, dándoles acceso o impidiéndoles la entrada a la agencia.

La empresa, con más de 40 años de servicios y situada en el primer piso del edificio 1286 de la avenida Saint Nicholas, entre calles 174 y 175 en el Alto Manhattan, es propiedad del empresario y activista Jaime Vargas, y se maneja como un patrimonio familiar en el que su hermana Judy y su esposa July dirigen la parte operativa.
La agencia, también ofrece servicios de seguros para taxistas y choferes privados, planillas de impuestos para el IRS, papeleos para inmigración, seguros comerciales y notaría.
Vargas, al explicar el funcionamiento de las pruebas robóticas, ofreció una demostración para este reportaje, sirviendo como modelo del protocolo que impone el robot.

“Acceso permitido”, dice la voz cuando no se detecta ningún síntoma al visitante como fiebre alta, tos, respiración y otros.
“Acceso denegado, su temperatura es demasiado alta”, repite la voz, cuando ocurre lo contrario.

El empresario dijo que la robótica para las pruebas es de manufactura coreana y distribuida por el dominicano Héctor Castillo de la empresa COTEL.

“Cuando llega alguien a la agencia sin mascarilla, el robot nos lo informa y pide poner en observación a cualquier visitante que tenga fiebre muy alta, enviándonos sus mensajes y señales a la plataforma interior de la agencia”, explicó Vargas.

Además, el robot puede abrir y cerrar la puerta de entrada a las oficinas de adentro, cuando concede o niega el acceso.

Vargas recomendó al Departamento de Educación instalar la misma máquina en todas las escuelas de Nueva York, porque puede detectar los síntomas en cualquier niño.
Dijo que COTEL financia la adquisición del robot con un primero pago y cuotas bajas mensuales para facilitar que los pequeños y medianos comerciantes de la ciudad, la puedan instalar en sus negocios, como bancos, agencias, restaurantes, salones de belleza, tiendas, farmacias, bodegas y otros.

“Para mí, esta máquina es muy impresionante y ya ha detectado personas con temperatura alta en el cuerpo, con las que hablamos fuera de las oficinas recomendándoles contar a sus médicos o tomar medidas preventivas”, agregó Vargas.

“Cuando los negocios tienen este robot, se ofrece una gran ayuda a la prevención del contagio y la propagación de COVID-19”, añadió el empresario.

“Este es uno de los mejores instrumentos que hemos adquirido en más de cuatro décadas de servicio, por lo que estamos preparados para trabajar evitando el riesgo de ser contagiados dentro de nuestras oficinas”, explica.

“Esta es la primera que se instala en toda la ciudad y la estamos estrenando en la agencia. Seguimos siendo pioneros de herramientas novedosas con tecnología avanzada para contribuir a mantener los avances en nuestra comunidad”, dijo Vargas.

Comentarios