• 27 septiembre, 2020

Estudio respalda teoría de que algunas personas tienen una inmunidad natural contra la COVID-19

Por Voz de América – Redacción

Un nuevo estudio sugiere que el resfrío o catarro común podría preparar el cuerpo de una persona para combatir el COVID-19, un descubrimiento que ayuda a explicar por qué la gente tiene reacciones tan variadas al coronavirus, y podría ofrecer pistas sobre cómo combatirlo.

El estudio se produjo tras un descubrimiento en mayo, segín el cual hasta un 50% de la población podría tener una inmunidad natural al COVID-19 sin jamás haber tenido el virus. Los científicos reportaron casos de ese fenómeno en Inglaterra, Alemania, Holanda y Singapur.

Los investigadores sospecharon que esta inmunidad “memoria” estaba vinculada a aquellas personas que previamente habían sufrido un catarro común. Un estudio publicado el martes en la revista Science describe cómo los investigadores del Instituto para Inmunología La Jolla, buscaron evidencias para respaldar esta teoría.

Examinaron muestras de sangre tomadas de personas saludables obtenidas antes de la pandemia y examinaron las células T en dichas muestras. Las células T, o células blancas, son parte clave del sistema inmunológico del cuerpo humano, disparan anticuerpos que trabajan destruyendo las células infectadas.

Los investigadores dicen que las células T recuerdan infecciones anteriores décadas después que la persona haya tenido ciertas enfermedades. En las muestras que examinaron, encontraron evidencia de células T entrenadas para combatir virus asociados con el resfrío común. También se sorprendieron al ver que muchas de las células T en la muestra también reconocieron al COVID-19 sin haber nunca estado expuestas a dicho virus.

Sugieren que esto pudo haber sido motivado por las fuertes similitudes entre el coronavirus y los virus relacionados al resfrío.

Los científicos dicen que esto podría dar a ciertos pacientes un punto de inicio para combatir la COVID-19, ayudándoles a generar una fuerte reacción inmunológica. Esto podría también explicar por qué algunas personas adquieren el virus pero tienen pocos, o ningún síntoma.

Explican que todavía hay mucho que no saben sobre cómo funciona esta inmunidad “memoria”, pero sostienen que debería ser enfocada en futuros estudios de respuesta de anticuerpos y desarrollo de vacunas.

Comentarios