Ex profesor se declara culpable de violar estudiante dominicana de educación especial

Miguel Cruz Tejada

Ex profesor se declara culpable de violar estudiante dominicana de educación especialNUEVA YORK,-  Anthony Criscuolo, un ex profesor de una escuela de educación especial en El Bronx, se declaró culpable el viernes último de un caro grave de violación sexual en primer grado contra una estudiante dominicana de apellido Reyes, pero cuyo nombre no se revela por razones legales.

El educador, que fue cancelado de su trabajo por el Departamento de Educación, por la acusación, le daba clases a la menor en la Escuela Pública 386 y se enfrenta hasta 14 años en la cárcel y otros 18 en libertad condicional, posterior a su liberación.

El ex maestro, tiene 41 años de edad.

Será sentenciado el 7 de julio, dijo la oficina del Fiscal del Distrito de El Bronx en un comunicado.

La estudiante dominicana cursaba el Quinto Grado.

El abogado del convicto violador, Steven Brill, dijo que el acusado aceptó la responsabilidad por sus acciones.

La niña, tenía 10 años de edad, cuando denunció los abusos del maestro en junio del 2013.

La última vez que la violó, fue dentro del carro.

La directora de la escuela, Angelyn Donald, está siendo investigada por haber ignorado las denuncias de la menor violada. La funcionaria recibió informes de que el abusador, besaba a la muchacha dentro de la escuela.

El convicto, tendrá que renunciar a su licencia como educador y registrarse como un delincuente sexual.

El jefe de la investigación, Richard Condon, recomendó que la directora sea declarada no elegible para trabajar en el sistema de educación.

El maestro estaba en libertad con fianza de $2 millones de dólares.

María Reyes, la abuela de la niña, reveló que el abusador depredó a su nieta bajo amenazas de muerte.

La señora Reyes de 51 años, calificó de “diabólico” al maestro que envió varios mensajes de texto a la menor hablando de su “relación” con ella y en uno de ellos le dice que “lo siento, sé que fui muy duro contigo, porque te penetré muy fuerte”.

“El le decía que si mi nieta hablaba sobre las violaciones, la mataba”, denunció la abuela. Añadió que para mantener a la niña bajo control, chantaje y acoso el profesor le regaló un celular, pero no aclaró si la madre y otros parientes de la víctima, le preguntaron cómo había llegado el dispositivo a sus manos.

Fue tan dramática la denuncia de la abuela y dos tías de la niña, que una de ellas, Esperanza Reyes, colapsó y se desmayó ante una batería de medios que estuvieron frente a la Corte Criminal de El Bronx cubriendo una conferencia de prensa respecto al caso.

La madre de la menor al descubrir los mensajes de texto recibidos por la niña del maestro, dio parte a la policía. La niña, armada de valor relató todo a los investigadores.

La abuela y las dos tías de la niña violada, reclamaron que caiga todo el peso de la ley contra el profesor.

“Te lo estaba empujando muy fuerte, fui muy brusco”, le dijo el presunto violador a la niña en uno de los mensajes.

La abuela dijo que ella es madre, tiene tres hijas y que la situación no la deja dormir ni comer. Añadió que todo el que tiene hijas e hijos, sabe lo que se siente en un momento como el que está atravesando la familia de la víctima.

“Queremos que esto no les vuelva a suceder a ningún menor ni a sus padres”, agregó.