• 22 enero, 2021

Extremando precauciones, familias latinas piensan reunirse para dar gracias

Por Verónica Villafañe

LOS ANGELES, EE.UU. (VOA),- Para muchos, el Día de Acción de Gracias es una oportunidad para reunirse con la familia, a veces dispersa por todo el país, incluso en este año de pandemia, en el quelas autoridades están insistiendo en que las reuniones sean virtuales para evitar más contagios.

“Es un día para celebrar en familia (…), ese día como que lo agarras un poco más especial. Estás dando gracias por lo que hayas hecho todo el año por tener a toda tu familia contigo todo el año”, contó Irma Gálvez Corona a la Voz de América.

Para Gálvez y su familia, es una tradición importante. “Usualmente nos reunimos alrededor de 20 personas más o menos entre la familia de mi esposo, algunos de los familiares de mi esposo y familia mía”, explicó.

Pero este año será muy diferente. La pandemia le ha obligado a hacer un cambio de planes: recibir a menos gente y tomar medidas preventivas. “Tenemos el espacio para los seis pies aparte y máscaras también. Mi esposo trajo un termómetro con el que va a estar tomando la temperatura”, añadió. Y por muy pariente que sea, el que tenga temperatura alta, no entra.

“No entran porque, especialmente, hay otras personas que se pueden contagiar. Si alguien viene enfermo, entonces es mejor decir «no vas a poder entrar» a que se enfermen todos”, sopesó Gálvez.

El doctor Anthony Fauci dice que las pequeñas reuniones familiares se están volviendo cada día un factor de contagio. Por ello, recomienda cautela al pensar en la tradicional celebración del Día de Acción de Gracias. Dice que en su caso, han decidido cancelar la cena, pues no quería que sus hijos viajaran de varios estados exponiendose al contagio.

Irma ha estado en contacto con los miembros de su familia en los días previos a la cena, para asegurar que nadie tuviera síntomas de COVID-19 al momento de reunirse.

Y a pesar de las medidas extraordinarias de protocolo, dice que, precisamente por lo que la COVID-19 ha generado en el mundo, este Día de Acción de Gracias hay mucho más que agradecer.

“En este año especialmente tan difícil, estoy agradecida porque tengo a mi familia todavía aquí, que gracias a Dios… nadie se ha infectado. Es una las de una de las mayores bendiciones”, afirmó.

Además de dar gracias, expresa su mayor deseo para el próximo año.

“Que llegue una vacuna y que se acabe. Que espero que estemos aquí. Espero que no vaya a haber más contagios, que puedan hacer algo para controlarlo, para poder sobrevivir”, dijo Gálvez Corona.

Y que nuevamente ella, su familia y muchas otras en todo el mundo, puedan volver a celebrar en grande momentos especiales.

Comentarios