Fotos: Romeo Santos en el Festival Viña del Mar 2015

Romeo Santos en el Festival Viña del Mar 2015 (3)Esta noche Romeo Santos hizo lo que quiso en Viña 2015, y se proclamó el rey de la bachata. Y con justicia, porque superó con creces las expectativas de sus fans. Salió al escenario a las 22:11 tras una obertura simple, que tuvo solo a los animadores dándole la bienvenida al público, con un beso que se hizo rápido y corto para darle luego el escenario al norteamericano.

Ni siquiera tuvo que cantar: apenas puso un pie en el escenario el público se entregó en cuerpo y alma a la primera estrofa de “Inocente”, a la par que cientos de celulares formaron parte del paisaje, grabando al mismo tiempo la presentación.

Y a partir de ahí, fue un éxito tras otro: “Amigo”, donde mostró la colita sin que el público se lo pidiera; “Fui a Jamaica”, que convirtió al anfiteatro en una pista de karaoke gigante.

“No sé por qué le llaman el Monstruo, porque yo los veo hermosos a todos”, dijo a continuación, y siguió con sus éxitos como “Loco”, “Su veneno”, donde su guitarrista estilo flamenco se pegó un solo de aquellos.

Después, hizo una pausa para preguntar quién mandaba en la Quinta, pero él mismo le dio el poder a las mujeres, coqueteando con la mismísima alcaldesa de Viña del Mar, Virginia Reginato. Le preguntó si bailaba reggaetón, a lo que ella le respondió que sí, bailando hasta abajo cuando le pusieron música.

Resonó el reggaetón con “Noche de sexo”, canción que interpretó cuando aún formaba parte de Aventura, junto a Wisin y Yandel. Se montó en el pedestal de oro de su micrófono e hizo un sexy movimiento pélvico mientras cantaba “Soberbio”.

Se quitó la chaqueta y siguió bailando, y el público siguió enloqueciendo, hasta que se tomó un momento para bromear con el Monstruo y asegurar que todo es distinto cuando el hombre está enamorado.

“Hasta las buenas las noticias se las toma mejor cuando está enamorado. Se le está quemando la casa, y se lo toma bien porque está enamorado”, bromeó, mientras la Quinta rió junto con él.

Tras una serie de grandes éxitos como “La diabla”, “Llorar”, “Tu jueguito” y “Necio”, dos de sus coristas, Gisel y Luis, interpretaron un cover de “Pega la vuelta” de Pimpinela. Ya las 11:14 de la noche, regresó con el primer cambio de atuendo de la noche: de los pantalones y chaqueta de cuero ajustados y la polera musculosa en cuello en V, pasó a pantalones blancos y una polera negra sin mangas.

Le dedicó unas palabras a su guitarrista que sobresalió por su talento toda la noche, y en medio de rapeos de Luis y más momentos pélvicos, a las 23:41 le entregaron la Gaviota de Plata con un público que no dejaba lugar a dudas en cuanto a lo que estaban pidiendo.

Improvisó “Romeo y Julieta” de Aventura, lo que hizo gritar y emocionarse a las fanáticas, y volvió a hacer el movimiento pélvico sobre su micrófono, y a las 23:42, la Gaviota de Oro cayó directamente en las manos de Romeo, donde claramente perteneció desde siempre.

Pero fue con “Propuesta indecente”, la canción que se despidió, donde todo se descontroló. Invitó a Isidora Urrejola, la actriz de Chilevisión, a la cama que apareció sobre el escenario y se metieron entre las sábanas mientras él le cantaba. Y ella se dejó querer y lo toqueteó como quiso.

Así, y con unas fanáticas que dejaron salir al Monstruo por primera vez en lo que va de este festival porque pifearon hasta cuarenta minutos después de terminado el show, el bachatero cumplió lo prometido y fue un éxito rotundo.