• 22 septiembre, 2021

Irak espera anuncio que ponga fin a misión de combate de Estados Unidos

Por Patsy Widakuswara – VOA

LA CASA BLANCA – Los miembros de una delegación iraquí de alto rango esperan llegar a un acuerdo el viernes con la administración Biden para poner fin a la misión de combate de Estados Unidos en Irak, dijo el jueves a la VOA el ministro de Relaciones Exteriores del país.

En una entrevista exclusiva con el Servicio Kurdo de la Voz de América, el ministro de Relaciones Exteriores iraquí, Fuad Hussein, discutió la naturaleza propuesta de cooperación entre su país y las fuerzas estadounidenses una vez que se alcance un acuerdo, particularmente en la lucha contra el grupo Estado Islámico.

“En mi opinión, alcanzaremos el acuerdo el viernes y luego se anunciará que las fuerzas de combate [estadounidenses], estoy hablando de las fuerzas de combate, no permanecerán en Irak. Pero cómo no permanecerán y cuándo saldrán está relacionado con un cronograma acordado por ambas partes, así como con asuntos técnicos y otros asuntos relacionados con la seguridad de las fuerzas”, dijo Hussein a la VOA.

Las discusiones en Washington tienen lugar pocos días antes de la reunión del lunes entre el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y el primer ministro iraquí, Mustafa al-Kadhimi, en la Casa Blanca. Los dos planean discutir una amplia gama de temas, incluida la cooperación en cuestiones políticas, económicas, de seguridad y culturales.

Hussein se reunirá el viernes con el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken. El funcionario iraquí le dijo a la VOA que sus discusiones «serán sobre una variedad de temas que incluyen petróleo, energía, electricidad, gas, cultura, salud, militar y seguridad y finanzas».

A principios de esta semana, una bomba suicida arrasó la capital iraquí y mató al menos a 34 personas. El ataque, reivindicado por el grupo Estado Islámico, es el tipo de violencia que las fuerzas iraquíes, entrenadas y equipadas por Estados Unidos, están tratando de disuadir.

Cuando se le preguntó sobre la amenaza que representa el grupo Estado Islámico, Hussein dijo: “Naturalmente, el sector militar y de seguridad será un tema importante en la conversación. Estados Unidos e Irak han sido aliados y seguirán siendo aliados contra el EI.

“Lo que se llamó Estado Islámico, o EI, ha sido destruido y desde entonces ha pasado de ser una organización propietaria de un estado a una organización terrorista. Se mantendrá la asistencia contra el EI”, dijo.

Se espera que el apoyo de Estados Unidos continúe y será un foco clave en la reunión de al-Kadhimi con Biden, dijo la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, en respuesta a VOA.

“Su gobierno está solicitando nuestro apoyo continuo y de la coalición para entrenar y habilitar a sus fuerzas, sus fuerzas, la logística, el intercambio de inteligencia y otras áreas de cooperación en materia de seguridad”, dijo Psaki.

La Cámara de Representantes derogó la ley de auorización de la guerra de Irak, del 2002, la cual aumentaba los poderes presidenciales para ordenar actos de guerra, sin estar sujeto a la aprobación del Congreso. Los defensores de la medida dicen que desean eliminar el riesgo de aventurerismo político.

Estados Unidos retiró tropas al final de la guerra de Irak en 2011. Sin embargo, las fuerzas estadounidenses regresaron después del resurgimiento del grupo Estado Islámico en Irak y Siria en 2014.

En abril, Estados Unidos e Irak acordaron cambiar la misión de las tropas estadounidenses, enfocándose en roles de entrenamiento y asesoría, permitiendo el redespliegue de soldados de combate de Irak.

Si bien Bagdad está ansiosa por demostrar que puede manejar su propia seguridad, los grupos de milicias respaldados por Irán han estado atacando a las tropas estadounidenses e iraquíes con ataques con aviones no tripulados y cohetes.

“No sé quién hizo estos ataques, pero los condenamos. Hay investigaciones sobre estos ataques que, por supuesto, son actos terroristas en el aeropuerto de Irbil, el aeropuerto de Bagdad y la Zona Verde ”, dijo Hussein. “Son parte de la discusión y siempre han sido parte de las discusiones en Bagdad y aquí también. Esperamos que estos ataques se detengan; de lo contrario, será peligroso no solo para nuestra seguridad internacional sino también para la región”.

El gobierno iraquí también se enfrenta a la presión de las facciones políticas vinculadas a Irán que presionan para que las tropas estadounidenses se vayan.

“Estamos trabajando duro para alejar las tensiones entre otros países del suelo iraquí. No queremos ser parte del conflicto entre otros países. Estamos discutiendo esto no solo con Estados Unidos sino también con Irán”, dijo Hussein. “Tenemos buenas relaciones con el gobierno iraní y mantenemos conversaciones abiertas con ellos. Estamos solicitando apoyo y ayuda de varios países, incluidos los Estados Unidos y los países vecinos”.

Sin embargo, Bagdad necesita el apoyo militar de Estados Unidos para mantener la estabilidad, dijo Natasha Hall, investigadora principal del Programa de Medio Oriente en el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales.

“Eso apunta a más declaraciones públicas que dicen que Irak está listo y requiere una retirada militar estadounidense, o al menos las tropas de combate para que desaparezcan. En el lado estadounidense, en realidad es más o menos lo mismo. Definitivamente hay un objetivo en nombre de la administración de Biden para alejarse del Medio Oriente, para empujarlo hacia abajo en la lista de prioridades también”, dijo Hall.

Aproximadamente 2.500 soldados estadounidenses permanecen en Irak, y un cambio en su papel puede no significar necesariamente una reducción en el número.

Sin embargo, un anuncio formal sobre el fin de su misión de combate podría verse como una victoria política para al-Kadhimi antes de las elecciones parlamentarias iraquíes programadas para octubre.

Comentarios