• 27 septiembre, 2020

La ONU pide al sector privado implicarse para prevenir y enfrentar desastres naturales

Por Alonso Castillo

MIAMI, EE.UU. (VOA), – Ante los grandes impactos que los desastres naturales causan en las sociedades, se ha visto la creciente necesidad de que los sectores público y privado trabajen en conjunto para prevenir y enfrentar de manera más eficaz y eficiente estas situaciones.

Así lo plantea Martha Herrera, presidenta global de la Red del Sector Privado para Inversiones Sensibles al Riesgo (ARISE, por sus siglas en inglés), quien trabaja en coordinación con la Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres (UNDRR), para lograr ese propósito, una necesidad que se ha hecho aún más apremiante durante la pandemia del COVID-19.

“Necesitamos incorporar a la pequeña y mediana empresa, necesitamos incorporar a los gobiernos y a la sociedad civil organizada. Visibilizar cuáles son esos riesgos, llámese desastre o pandemia”, dijo Herrera a la Voz de América.

Para la funcionaria, quien es además la primera mujer hispana en ocupar este cargo, la responsabilidad social de las empresas es muy importante, ya que les permite ser un ente que no solo genera empleos, sino que además puede actuar como entidades preventivas, en este caso, ante desastres naturales.

“La responsabilidad social no es un tema paralelo, no es un equipo de trabajo dentro de la empresa, sino que es una forma de ser y hacer empresa que nos lleva a ser más competitivos, que nos lleva a interiorizar todas esas externalidades a nuestro negocio, y nos permite innovar, y nos permite atraer y retener a más colaboradores, y nos permite lograr tener un impacto positivo en las personas y en el planeta», enfatizó.

Responsabilidad social o filantropía

Asimismo, habló de que las empresas y compañías privadas deben ser parte de este movimiento preventivo, ya sea mediante los programas de Responsabilidad Social Empresarial o a través de la filantropía.

«La filantropía siempre va a ser necesaria y es importante seguir fomentando una filantropía que esté alineada a nuestro negocio o a nuestro propósito, a nuestros talentos. Ser una organización con un propósito que sea consciente de a dónde quiere llegar y poder tener un mayor impacto positivo en las personas y en el planeta y que esto a su vez va a tener un impacto positivo en el negocio», finalizó Herrera.

Actualmente, una de las diez prioridades que esta impulsando la ONU, en la Década para la Acción, es la reducción del riesgo de desastres.

Comentarios