Lula afirma fue gustoso gobernar y pide apoyar Rousseff

lula-afirma-fue-gustoso-gobernar-y-pide-apoyar-rousseff.jpgBrasilia, PL- El presidente Luiz Inácio Lula da Silva afirmó hoy que fue muy gustoso gobernar Brasil y pidió a sus coterráneos apoyar a la mandataria electa Dilma Rousseff, quien asumirá el sábado venidero.

En su último programa radial de los lunes Café con el presidente, que comenzó en noviembre de 2003 y sólo detuvo para las elecciones de 2006 y de 2010, Lula advirtió que va a trabajar intensamente esta semana, porque ese fue su compromiso con el pueblo brasileño y adelantó viajes a los estados de Pernambuco, Bahía y Ceará.

“Hasta el día 30 voy a trabajar, el 31 paro para descansar y apagar el motor, dejo el motor enfriar para poder entregarlo a Dilma con mantenimiento hecho, todo perfecto para que ella pueda comenzar el 2 de enero a 100 kilómetros por hora”, dijo.

Lula estimó que Rousseff debe continuar con el programa Café con el presidente, porque ella tiene que utilizar al máximo posible este espacio.

Interrogado sobre un mensaje para el pueblo brasileño, el presidente respondió que pedir apoyo para la presidenta electa y muy fuerte porque Brasil va a necesitar mucha energía positiva al estar viviendo un etapa relevante de crecimiento, de consolidación, de un proceso que puede convertirlo en la quinta economía mundial.

Además, prosiguió, Brasil se prepara para acoger la Copa de Mundo de Fútbol en 2014 y los Juegos Olímpicos en 2016, pero antes de eso Rousseff tiene el Programa de Acelaración del Crecimiento II, sobre el cual se deben definir las principales obras de los estados y municipios del país.

Recordó que la presidenta electa ya anunció el programa Mi Casa Mi Vida II, para la construcción de dos millones de viviendas, tiene compromisos con la seguridad pública, la salud, el combate a la pobreza, los jardines infantiles.

Por lo tanto, son cuatro años de intenso trabajo y Rousseff va a necesitar de todo el apoyo, sostuvo Lula antes de agradecer el cariño que le prodigó el pueblo brasileño durante estos ochos años.

“Quebré un tabú, porque todo el mundo decía que era muy difícil gobernar Brasil, que era difícil, que era complicado. No lo encontré nada complicado, lo encontré hasta gustoso. Es decir, probar que es posible hacer las cosas, probar que es posible que las cosas sucedan, que es posible permitir que el pueblo participe”, apuntó.

Tras agradecer a todos los brasileños y en particular a las personas que lo acompañaron durante los 279 programas Café con el presidente, Lula señaló que tuvo la dicha que nunca imaginó, la de ser presidente y de gobernar Brasil con la dimensión que el pueblo quería que lo hiciera.