Madre donará todos los órganos vitales de niño autista muerto tras caer por ventana en edificio de El Bronx

Miguel Cruz Tejada

NUEVA YORK,- La señora Rossy Mancebo, madre del niño de origen dominicano Kingston Spencer de 7 años de edad, que era autista y con Síndrome de Down, anunció que donará todos los órganos vitales del menor, que murió el miércoles de la semana anterior al caer desde la ventana del noveno piso el sábado previo en el edificio donde vivía con ella y su abuela, la activista y poetisa Lucila Rutinel.

Los restos de Kingston, que fue desconectado de la máquina de respiración artificial después que los médicos lo declararon con muerte cerebral, fueron velados este domingo en la funeraria Ortiz de la avenida Grand Concourse en El Bronx, después de una vigilia en el área de la escena, a la que asistieron docenas de familiares, vecinos y comunitarios.
Mancebo dijo que también hubo un poco de consuelo en el momento más doloroso de su vida, cuando los médicos le dijeron que su hijo no había logrado sobrevivir.
Ella explicó que tomó la decisión más desgarradora de su vida, donar los órganos de Kingston a niños necesitados, para que puedan vivir.
“Mi bebé vino a servir en la gracia del Todopoderoso”, dijo la madre.
Algunos conocían a Kingston, otros no, pero todos se juntaron con velas y globos para recordarlo en la vigilia.
“Será recordado como un niño dulce, amable y comprensivo”, dijo la vecina Diane Scott.
“Mi corazón está roto en pedazos que no puedo imaginar”, dijo el amigo de la familia Wilde Crispín.
La decisión de Mancebo de donar los órganos de su hijo ayudó a salvar otras cinco vidas.
“No es solo lo correcto, también es lo que se debe hacer”, dijo, “Sentí que otros niños y otras familias se beneficiarían mucho con este regalo”.
Fue un regalo dejado por un alma joven ida demasiado pronto, agregó la madre.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *