Madre e hija de joven dominicana estrangulada en Newark en el 2013 exigen justicia

Madre e hija de joven dominicana estrangulada en Newark en el 2013 exigen justiciaMiguel Cruz Tejada

NUEVA YORK,- La madre y la hija de ocho años de la joven dominicana Chrismely Hidalgo de 22 años de edad y cuyo cuerpo fue hallado estrangulado en una calle de Newark (New Jersey) el 27 de enero del 2013, están exigiendo que la policía y la justicia, capturen a el o los responsables del horrendo crimen y acusó a las autoridades de ser negligentes en la solución del caso.

La señora Dilcia Martínez, madre de la víctima dijo que no descansará en su lucha, hasta que el o los asesinos de su hija, sean capturado (s) y condenados en los tribunales de Newark.

Al lado de la hija de Chrismely, la madre expresó dramáticamente que está cargando con un dolor muy profundo y que la difunta, no puede descansar en paz hasta que no se haga justicia.

“Arrastro ese dolor, como si estuviera arrastrando una cadena”, añadió la señora Martínez.

La joven dominicana fue secuestrada, violada y estrangulada y su cuerpo fue tirado a la entrada de la Ruta 22 Oeste y la calle Empire en Newark.

La hija de la víctima Lainani de 8 años de edad, también habló sobre la muerte de su madre, diciendo que está muy enojada con quienes cometieron el crimen y espera que la justicia agarre al culpable.

“Quiero que mi mami regrese, estoy brava con el que hizo esto y espero que lo agarren”, sostuvo la menor en inglés.

“Le sugiero a esa persona (el asesino), si me está viendo y escuchándome, que se entregue”, dijo la madre.

La señora Martínez y otros familiares de la víctima se presentaron este mes ante el Concejo Municipal de Paterson para reclamar de las autoridades que se clarifique el caso.

La fiscalía del condado Essex, dijo en un comunicado que su corazón está al lado de la familia.

“Sabemos que han sufrido por la pérdida de su ser querido. En este momento, no se ha hecho ningún arresto, pero el caso de Chrismely Hidalgo, sigue bajo investigación”.

La madre terminó advirtiendo que “sea hoy, mañana o dentro de un año, esa persona va a caer”.

Yohanaka Isabel, hermana mayor de la víctima, dijo que los investigadores encontraron rastros de ADN en un hombre que la familia cree, es el violador y asesino de Chrismely y que la evidencia estaba debajo de las uñas de la víctima. Añadió que cuando el sujeto fue interrogado, tenía rasguños en la cara.

Pero los detectives lo liberaron y no lo acusaron, después que el sospechoso confesó haber tenido “sexo rudo” con la víctima. Familiares de la difunta, que ella había tenido problemas de abuso de sustancias en el pasado (drogadicción) y se prostituía, pero no creen la versión del sospechoso liberado.

El día que desapareció la joven dominicana, acababa de llegar del hospital, donde era tratada por padecer esquizofrenia.

La madre y otros parientes, creen que el asesinato fue cometido en Paterson y el cadáver tirado en la referida intersección de Newark.

Las autoridades mantienen una recompensa de $5.000 dólares por información que conduzca a la ubicación y arresto de el o los culpables.