Mueren dos más por clerén contaminado

Los muertos por el clerén son oriundos de Elías Piña

Mueren dos más por clerén contaminado

Hospital José María Cabral y Baez

Maxwell Reyes

SANTIAGO.-Dos hombres fallecieron ayer en el hospital José María Cabral y Báez, por intoxicación por consumo de clerén contaminado con metanol durante un velorio en la provincia Elías Piña, mientras esta mañana continuaban ingresados cinco personas y otras cinco recibieron el alta médica, en este centro de salud de aquí.

Los decesos de Quilvio Contreras, de 28 años, residente en Rincón de Pedro Santana y Santos Contreras, de 47, de Guayajayuco, Elías Piña, fueron confirmados esta mañana por el vocero del Cabral y Báez, comunicador Johnny Lama.

Ayer, el Ministerio de Salud Pública emitió un alerta epidemiológico nacional, con búsqueda activa de casos, ante el brote de intoxicación asociado al consumo de clerén contaminado, que ha provocado la muerte de al menos 12 personas, de un total de 33 afectados.

“Esas personas están ingresadas en áreas especializadas del hospital y algunos de ellos han tenido que recibir tratamiento de hemodiálisis”, apuntó Lama.

Recordó que el consumo de clerén contaminado provoca problemas renales graves por lo que los afectados son sometidos a hemodiálisis.

“Hay cinco ingresados y otros cinco fueron dados de alta”, apuntó el comunicador Johnny Lama.

Uno de los ingresados en el Cabral y Báez, identificado como, José Paredes, narró esta mañana que ingirieron el clerén durante un velatorio en la comunidad Pedro Santana.

Dijo que sus amigos Francis y Martín, quienes estuvieron en el velorio y que ingirieron la bebida contaminada, también se encuentran ingresados en el hospital de esta ciudad.

“Comenzamos a tomar en un velorio, en horas de la noche, pero yo no sé quien lo brindó (el clerén)”, dijo Paredes.

Síntomas

Según las autoridades el cuadro clínico de intoxicación puede iniciar en pocas horas hasta tres días después de la ingesta, afectada con debilidad, mareos y náuseas.

Tras un período asintomático, aparece una segunda fase, con desarrollo de acidosis metabólica, caracterizada por vómitos, dolor abdominal, desorientación y alteraciones visuales con fotofobia, visión borrosa, midriasis bilateral no reactiva a la luz y ceguera ocasional.

En la tercera fase se produce lesión neuronal, con necrosis retiniana y de los ganglios basales del encéfalo. Luego hipotensión, coma profundo, respiración de rápida, profunda y laboriosa, apnea y convulsiones.