Mujer mutilada por expareja narra tragedia

Yamily Lucia Gil Mota@KilvinToribio

La Vega.- “Sé que perdí uno de mis brazos y que ya no será lo mismo, pero lo que me sucedió no me impedirá seguir adelante con mi familia”.

Yamily Lucia Gil Mota, antes

Yamily Lucia Gil Mota, antes de la agresión

Y es que a pesar ser mutilada por su pareja sentimental, Yamily Lucia Gil Mota, la mujer que lleva ya dos semanas postrada en estado crítico en el hospital traumatológico Juan Bosch, tiene fe en que a pesar de las limitaciones físicas en que la dejó su agresor, se recuperará para cuidar a su hijo.

Entre llanto, se lamenta del pobre papel jugado por la policía de la comunidad de Barranca donde reside.

“Si la policía me hubiese puesto atención, hoy no estuviera yo así, pasando por este momento y lo grave es, que la policía no lo apresa, y él está amenazando con matar a mi hermana” dijo Yamily Lucia Gil Mota, desde su lecho en el centro de salud.

Las heridas propinadas por su ex pareja Juan Francisco Mendoza no solo le cercenaron el brazo izquierdo, sino que le ocasionaron graves cortaduras en la cabeza debido a la cantidad de machetazos.

En La Vega, los reportes de violencia de género han aumentado considerablemente. En los reportes policiales, diariamente establecen dos apresados por agredir a sus parejas sentimentales.

Juan Francisco Mendoza, agresor

Juan Francisco Mendoza, expareja, agresor

Hablando para La Vega Noticias, Yamily Lucia Gil Mota, narró que desde que las autoridades del ministerio público le dieron la orden de apresamiento, tuvo que llevarla al destacamento policial del Distrito de Juan Rodríguez  de (Barranca), con la esperanza de que apresaran a quien días después se convirtió en su agresor, el que una vez le juró amor eterno.

Dijo que en varias ocasiones tuvo que trasladarse desde su casa en Jamo, hasta Barranca, a la Policía de allí y solo le decían, que cuando viera a su ex pareja, que ya la había amenazado que les avisara, pues no tenían agentes disponibles.

“El teniente del citado destacamento, me dijo que anotara su número celular para que le avisara, a lo que yo le dije, por favor ese hombre me vas a matar, sin embargo, nunca tomó el teléfono”, apuntó Gil Mota.

Narró que la agresión se produjo cuando ella llegaba a su casa, y Juan Francisco Mendoza, lo primero que hizo fue darle un machetazo que le cortó el brazo izquierdo. Cuando trató de correr y gritó, que la estaban por matar, le dio otro machetazo en la cabeza, que la dejó por muerta.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *