Comparte esto:

">
  • 3 julio, 2020

Obama y el alcalde de NY no felicitaron a Rangel por triunfo

RangelMiguel Cruz Tejada

NUEVA YORK,- Al parecer, el presidente Barack Obama y el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, no quedaron contentos con la victoria 47-44 del octogenario congresista Charles Rangel contra el senador estatal dominicano Adriano Espaillat, en las primarias demócratas del pasado 24 de junio. Tampoco lo ha hecho el gobernador estatal Andrew Cuomo que lo respaldó simbólicamente dos días antes de las primarias.

Ambos líderes, que se mantuvieron neutrales, sin apoyar a ninguno de los cinco contendientes que buscaban el escaño en la Cámara de Representantes, por el distrito 13, no felicitaron a Rangel por el triunfo.

En respuesta, el anciano legislador de Harlem y de origen boricua, con 43 años en el congreso, dijo que «es mejor ser querido por los votantes y no por los agentes del poder».

Admitió que no recibió llamadas de Obama ni del alcalde, después de la cerrada victoria que obtuvo, con sostenido apoyo de los puertorriqueños del Este de Harlem (El Barrio).

«No, no he recibido ningún mensaje ni llamadas del alcalde ni el presidente Obama. Mi victoria en las primarias, es una victoria legislativa», añadió Rangel.

A la pregunta de qué se siente al ser rechazado, Rangel, de 84 años de edad, preguntó «¿fui rechazado por los electores, fui acaso rechazado por la gente de mi comunidad a la que sirvo?»

El alcalde de Blasio, fue el jefe de la campaña de Rangel en las elecciones de 1994, se mantuvo neutral en las primarias del 24 de junio.

Obama, también se mantuvo neutral y en el 2010, le pidió a Rangel que se retirara con dignidad, petición que según fuentes, el congresista se comprometió a complacer, pero no cumplió su palabra.

El gobernador Cuomo, quien respaldó a Rangel públicamente, sólo dos días antes de las primarias, tampoco lo ha llamado para felicitarlo.

En las elecciones para la alcaldía del año pasado, Rangel, respaldó a Bill Thompson, también afroamericano e incluso, lo animó a enfrentar a de Blasio si se producía una segunda vuelta.

Cuando Rangel, necesitó la mano del alcalde para las primarias por el distrito congresual, el alcalde ni siquiera devolvió sus llamadas.

Comentarios