Onu lanza hacha de guerra en Libia

El Consejo de Seguridad de la ONU autorizó este jueves la adopción de “todas las medidas necesarias” para proteger a la población civil y establecer una zona de exclusión aérea en el país magrebí, por diez votos a favor y cinco abstenciones.

Tan pronto se conoció la noticia, miles de personas concentradas en la plaza de los juzgados de Bengasi estallaron en gritos de júbilo y lanzaron fuegos artificiales.

Mientras, el gobierno Libio advirtió que responderá cualquier agresión.

De los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU se abstuvieron de votar La India, Brasil, Alemania, Rusia y China, estos dos últimos países con capacidad de veto.
La resolución aprobada establece que los Estados miembros de la ONU pueden adoptar “todas las medidas necesarias”, entre ellas ataques aéreos, para “proteger a los civiles y las áreas de pobladas por civiles bajo ataque en Libia, incluida Bengasi”.

Al mismo tiempo, excluye la presencia de “cualquier fuerza de ocupación extranjera de cualquier tipo, en cualquier parte del territorio libio”.

La resolución, auspiciada por Francia, Reino Unido y Líbano, también establece “una prohibición de todos los vuelos en el espacio aéreo de Libia para proteger a la población civil , endurece el embargo de armas a Libia y refuerza las sanciones impuestas el mes pasado a Muamar el Gadafi y a su círculo más cercano de colaboradores.

Asimismo, incluye la exigencia de un alto el fuego inmediato en Libia.
El líder libio, Muamar el Gadafi, a través del Comité de Defensa, advirtió de que “cualquier acto militar” contra Libia “pondrá en peligro las actividades aéreas y marítimas en el Mediterráneo”, según un comunicado difundido por la agencia oficial Jana.
El mismo Comité anunció que ha decidido cesar sus operaciones militares contra “las bandas terroristas armadas” a partir de la medianoche del sábado
Según la agencia oficial Jana, el Comité ha tomado esta decisión para dar ocasión a esas “bandas terroristas armadas” para “entregar las armas y beneficiarse de la amnistía general” prometida por Gadafi hace unos días.
Gadafi amenazó hoy con “grandes bombardeos” en Bengasi si los rebeldes no se rinden antes de esta madrugada.
El presidente del Consejo Nacional Transitorio (CNT) libio, Mustafá Abdelyalil, consideró que una eventual zona de exclusión aérea sobre Libia es “insuficiente” y pidió que las grandes potencias bombardeen a las tropas de Gadafi “para proteger a los civiles”.

Abdelyalil, en declaraciones a la televisión catarí Al Yazira, minimizó, por otro lado, la importancia de las amenazas realizadas hoy por Gadafi de atacar “sin compasión ni misericordia” la ciudad de Bengasi esta noche, y aseguró que los rebeldes “son capaces de derrotarle”.

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, urgió hoy a las Naciones Unidas a intervenir en Libia y evitar una “inaceptable” victoria del régimen de Muamar el Gadafi frente a los rebeldes. “Si Gadafi se impone, mandará una clara señal de que la violencia funciona.

Analistas internacionales tienen la creencia de que la resolución aprobada por el Consejo de Seguridad de la ONU abre el camino para acciones militares contra Libia.