Padre y abuela de dominicano asesinado en Queens reclaman justicia dicen lo emboscaron

Padre y abuela de dominicano asesinadoMiguel Cruz Tejada

NUEVA YORK,- El padre y la abuela del dominicano Andrew Ramírez de 21 años de edad, asesinado a puñaladas por tres sujetos desconocidos en el complejo de viviendas Lefrak City, en vecindario de Corona (Queens), reclaman justicia de las autoridades, pidieron a la policía agilizar la captura de los homicidas, y afirman que la víctima fue emboscada por los matones.

El padre, Leopoldo Ramírez y la abuela María Grullón, la segunda quien crió a Andrew, desde pequeño, pidieron además la cooperación de la comunidad, para que los ayude a que la policía arreste a los responsables.

Al reclamo de justicia, también se unió la señora Raquel Ramírez, tía del muerto.

La víctima, había salido temprano de su casa, pero nadie en su apartamento, nadie sabía dónde estaba.

El crimen, fue perpetrado a las 9:50 de la noche del martes y su padre fue quien identificó el cadáver en la morgue.

“Lo apuñalaron varias veces, le pasaron el corazón, el abdomen y en otras partes del cuerpo”, relató el acongojado padre.

Ramírez residía en el edificio 97 – 20 de la avenida 57 y fue ingresado en el hospital North Shore de Queens, donde fue declarado muerto.

La tía, dijo que primero le dieron un batazo y cuando cayó, lo apuñalaron hasta asesinarlo.

“Cuando llegué, ya él estaba muerto y aunque hay cámaras, todos dicen que no vieron nada y eso, pasa con frecuencia aunque todo el mundo haya visto”, agregó la tía.

La abuela, narró que ella vio desde una de sus ventanas, el momento en el que mataban a su nieto.

“Por la ventana, vi el huidero, pero no sabía que era él. Entonces, llamé a un hijo mío para que me lo confirmara”, explicó la señora Grullón.

“Ya estaba muerto, después vi a muchos muchachos corriendo y dando gritos”, añadió.

Vecinos del edificio dicen que están casi seguros de que los matones, fueron de otra parte al sector para asesinar al dominicano.

La policía dijo que está revisando las imágenes de las cámaras de seguridad, para tratar de identificar al trío de asesinos.