Pandillero se reía mientras asesinaba dominicano nativo de Moca alegan los fiscales en Brooklyn

Pandillero se reía mientras asesinaba dominicano nativo de MocaMiguel Cruz Tejada

NUEVA YORK,-El pandillero Kahton Anderson de 15 años de edad, se reía mientras disparaba contra el padre dominicano Angel Rojas, nativo de Ceiba de Madera en Moca (República Dominicana) y que fue baleado por el acusado, en el interior de un autobús de la Autoridad Metropolitana de Tránsito (MTA), en marzo del 2014, según dijeron los fiscales de Brooklyn, previo al comienzo del juicio.

“El giraba hacia atrás y tenía una sonrisa en su rostro”, testificó el agente de la policía Lukase Orgnistka, quien arrestó al pandillero después que asesinara a Rojas dentro de la guagua pública de la ruta B-15 que se desplazaba por calles del sector Clinton Hill.

“El acusado no sólo estaba corriendo en una dirección diferente a todos los demás, sino que también estaba sonriendo al mismo tiempo”, dijo la fiscal auxiliar Nicole Chavis, el lunes en la audiencia previa al encausamiento judicial que se le seguirá al pandillero que tenía 12 años, cuando disparó mortalmente contra Rojas.

El pandillero, también apareció riéndose ante los medios de comunicación, el día de su arresto.

Mensajes violentos subidos a facebook por el ganguero, fueron leídos por el fiscal. El proceso se lleva a cabo en la Corte Suprema Estatal de Brooklyn. El Ministerio Público que los mensajes fueron intercambiados en la red social por Anderson y otros compañeros de pandilla.

Junto a los mensajes, el pandillero subió una foto con el revólver Magnum calibre .44 que usó en el autobús para asesinar a Rojas de 41 años y dijo que el arma era de un hermano suyo, mintiendo a los investigadores.

“Tengo otra pistola… 357 mag… NFS si pudiera conseguir algunas balas para esta tarea, podríamos borrar un montón de mierda”, fue uno de los mensajes enviados por Anderson a otro pandillero identificado como “Goons”, el 15 de julio del 2012.

El pandillero le preguntó que si podía hacerlo y Anderson le respondió “por supuesto, ya soy un niño grande”.

La fiscalía dijo que la evidencia demuestra que el pandillero portaba el arma desde hacía casi dos años. “El acusado y su banda, estaban listos para disparar a sus rivales”, añadió el Ministerio Público.

Anderson les dijo a los investigadores en el interrogatorio que se trataba de una “guerra” y por ello tenía que llevar un arma.

El abogado del pandillero, Frederic Pratt, pidió a la corte no presentar los mensajes en facebook como parte de las evidencias y que no se deben mostrar al jurado.

La selección de los jurados comenzó este martes.