• 25 julio, 2021

Recluso muerto a tiros en medio de un motín en SFM

fortaleza Duarte

fortaleza Duarte Maxwell Reyes
SANTIAGO.-Un hombre que cumplía condena a 30 años por secuestro fue muerto a tiros anoche por otro preso durante un motín y toma de rehenes en el interior de la cárcel de la Fortaleza Duarte del Sexto Batallón del Ejército de la República en San Francisco de Macorís.

Fausto Francisco Capellán Guillen, de 60 años, quien guardaba prisión desde hace 19 años, era oriundo de esta ciudad, fue muerto a tiros en medio del reclamo de un grupo de 10 reclusos que exigían que fueran trasladados. A los presos las autoridades ocuparon dos pistolas.

Uno de los cabecillas del motín, identificado como Jesús Manuel Doli de la Cruz (Manuelcito), condenado a 20 años por homicidio, fue quien reclamó el traslado del grupo después de tomar como rehenes a otros internos y matar a Capellán Guillén.

Jacqueline Cepeda quien era esposa de Fausto Francisco, reclamaba esta mañana que el director de Prisiones explique cómo reclusos estaban con armas de fuego en el recinto carcelario.

“Estamos en espera de que nos entreguen las pertenecías y que el director de Prisiones nos dé la cara y nos diga qué pasó”, apuntó Cepeda.

Mientras que, Nicole Cepeda, hija del muerto dijo esta mañana que a su padre los cabecillas del motín robaron dinero y prendas.

“Lo mataron por su dinero y los presos que mataron a mi papá los sacaron de la fortaleza y queremos justicia, porque mi papá estaba cumpliendo su condena y no le hacía daño a nadie”, narró entre lágrimas Nicole.

Con la mediación del comunicador y exalcalde Alex Díaz, la Dirección General de Prisiones inició el traslado de 10 privados de libertad para poner fin a un motín en el que presos de la Fortaleza Duarte quitaron la vida a otro de un disparo.

Mientras que el director general de Prisiones, Roberto Hernández Basilio, explicó que el Ministerio Público investiga el hecho para proceder a presentar cargos contra los internos que tuvieron participación.

La semana pasada, autoridades del Ministerio Público de San Francisco de Macorís hicieron una intervención en la cárcel custodiado por el Séptimo Batallón de Infantería del Ejército.

En la requisa se ocuparon dos pistolas, 39 cápsulas, una máquina tragamonedas, 13 cuchillos, cinco punzones, 59 teléfonos celulares de diferentes marcas, tres modem de internet móvil y un router fijo.

Comentarios