Recuperan fusil caso Báez Abreu

Recuperan fusil caso Báez AbreuMaxwell Reyes

SANTIAGO.-Las autoridades recuperaron aquí la madrugada de este sábado uno de dos fusiles que un comando armado el pasado 17 de diciembre despojó de dichas armas a militares en una clínica de Nagua, quienes custodiaban al recluso Jorge Gabriel Báez Abreu (Big Mama) muerto a tiros el viernes cuando supuestamente enfrentó a la Policía en la comunidad Las Lavas de Villa González, para evitar ser capturado.

El operativo montado por agentes policiales y miembros del Ministerio Público lograron llegar hasta la calle Sánchez del Hoyo de San José y La Mina en el sur de la ciudad, en una casa de dicho sector donde presuntamente opera un punto de drogas, ocuparon el fusil que pertenece al Ejército de la República.

Dicha arma de fuego, fue encontrada dentro de un saco, escondida en un techo de zinc, donde también fueron halladas, dos pistolas y un chaleco antibalas. En el lugar fueron arrestados tres hombres para ser investigados con relación al caso.

Trascendió que hasta este sábado la Policía de aquí ha logrado recuperar en total un fusil, siete pistolas, un revolver y varios chalecos antibalas, que presuntamente pertenecían a la banda.

Los restos de, Báez Abreu, fueron sepultados este sábado en el cementerio Cristo Vivo del Ingenio luego que sus familiares lo velaron desde la tarde del viernes en la funeraria Inavi I, de la avenida Imbert de esta ciudad.

Mientras que la mañana del sábado familiares de, Jesús Peralta, quien falleció en la balacera y que acompañaba a, Báez Abreu, se llevaron rápidamente en un carro fúnebre el cadáver de su pariente desde donde opera el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) al notar la presencia de periodistas de El Nacional.

Según la Policía, quien supuestamente financió la fuga de, Jorge Gabriel, desde una clínica en Nagua fue, Quiterio Amparo Paredes (Cateca) quien resultó con múltiples heridas de balas durante el enfrentamiento del viernes y se recupera de las heridas en el hospital José María Cabral y Baéz, de esta ciudad.

Se recuerda que, Báez Abreu, conocido como Big Mama, cumplía una condena de 30 años de prisión en la cárcel de Nagua, por delitos de asociación de malhechores y por intento de homicidio, se fugó de un centro de salud de esa localidad donde había sido trasladado para asistir a una cita con un urólogo.

Por su vinculación a la fuga, el Juzgado de la Instrucción de María Trinidad Sánchez impuso la semana pasada, tres meses de prisión preventiva, como medida de coerción, contra la cabo de la Policía, Angelina Berroa Martínez, quien trabajaba para la Dirección Central de Investigaciones Criminales (DICRIM) aquí.

Y de Richard Jonathan Infante Pérez, señalado como la persona que sirvió de intermediario entre Kelvyn Domingo Almonte Cabrera, quien se encuentra prófugo, y el señor Edward Geremías Maldonado Reynoso, para la renta del vehículo utilizado para la fuga de, Báez Abreu, del centro de salud.

Además, fueron impuestas medidas de coerción consistentes en impedimento de salida del país y presentación periódica contra los cabos del Ejército, Dawel Manuel Cuevas Urbáez y Mario Marte Álvarez, quienes custodiaban al interno al momento de la fuga.