Renuncia presidente de Petrobras tras huelga de camioneros

El presidente de la petrolera estatal brasileña Petrobras renunció el viernes, la víctima más reciente de una costosa huelga de camioneros en reclamo de rebajas a los precios del diésel, con fuertes implicaciones para el futuro de la primera economía de Latinoamérica.

La huelga, que duró nueve días, provocó escasez de alimentos y medicamentos, al tiempo que obligó a cerrar miles de escuelas públicas y cancelar vuelos. La medida finalizó a principios de semana cuando el gobierno anunció planes de subsidiar el precio del combustible durante 60 días.

El presidente Michel Temer y varios ministros se esforzaron por demostrar que pese a ceder a los reclamos de los huelguistas no interferirían con la capacidad de Petrobras para fijar los precios de combustibles, un componente crucial del plan de reconstrucción de la empresa tras un enorme escándalo de corrupción.

También dijeron que el presidente Pedro Parente, ampliamente respetado en Brasil y más allá, seguiría en su puesto. Sin embargo, no lograron convencer a los mercados y el precio de las acciones de Petrobras sufrió fuertes caídas en las últimas dos semanas.

Petrobras anunció el viernes la renuncia de Parente y dijo que se designaría un presidente interino. El desenlace genera interrogantes acerca del futuro de una de las empresas más importantes de Brasil.

Lo que buscan en última instancia los camioneros y muchos otros sectores del país más grande de América Latina es un regreso al pasado reciente, cuando el gobierno y Petrobras fijaban precios fuertemente subsidiados a los combustibles.

Esto se opone frontalmente a la política de Petrobras en los últimos años. El gobierno de Temer puso en marcha una serie de reformas con el objetivo de superar una recesión profunda y dijo que no habría más interferencia en los precios fijados por Petrobras.

La compañía se recuperó, creció y los precios de mercado fueron favorables mientras los precios mundiales del petróleo se mantuvieron bajos, pero la combinación del aumento de los precios y una fuerte devaluación del real frente al dólar provocó un fuerte aumento de los precios, con duras consecuencias para los camioneros. Uno de sus reclamos fue la renuncia de Parente.

A %d blogueros les gusta esto: