• 1 octubre, 2020

Santiago: Déficit de agua ronda 34 millones de galones diarios

edificio coraasan

edificio coraasanMaxwell Reyes

SANTIAGO.-El déficit de suministro de agua potable aquí ronda los 34 millones de galones diarios de 100 millones que produce todos los días la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santiago (Coraasan), producto de la sequía y de otros factores como las averías.

El vocero de Coraasan, Darío Fernández, explicó este sábado que cuentan con unos 26 camiones para mitigar la situación en barrios y urbanizaciones de aquí, que se ven afectadas por la sectorización del servicio. Recordó que en temporada de calor los usuarios demandan más del líquido.

Al tiempo de lamentar de no poder alquilar más camiones para distribuir agua gratuita, porque la venta del líquido se ha convertido en un gran negocio.

Señaló, que ante esta situación de sequía y que la presa de Tavera continua disminuyendo su nivel, se ampliaran los programas de sectorización en el suministro de agua. El nivel de la presa de Tavera este sábado era de 314.85 metros y su capacidad máxima es de 327 metros.

Sin embargo, Darío Fernández, adelantó que ya para el próximo año la situación será diferente cuando se presente otra sequía, porque para febrero estarían operando los acueductos de la ciudad Juan Bosch y Cienfuegos. El acueducto de La Noriega aumentará también su producción.

“Y a eso se le suma que está en proceso de la adquisición de nuevas bombas en la toma de López que va a mejorar la captación del acueducto Cibao Central”, precisó Fernández.

La semana pasada en varios sectores de la parte sur de la ciudad realizaron protestas por una avería en una tubería de 30 pulgadas que lleva agua a esa zona y que fue solucionada por obreros del Coraasan el viernes.

Los sectores que son más afectados por la situación de la sectorización del servicio son una parte de Gurabo y Cienfuegos, algunas zonas de la carretera que comunica a Santiago con Navarrete, Tamboril.

Y en los sectores más céntricos de la ciudad se encuentran las urbanizaciones Villa María y Dorado II

Comentarios