Senador dice sectores buscan cabeza Leonel por su potencial político electoral

Francis VargasEugenio Suárez

SANTO DOMINGO,- El senador por Puerto Plata afirmó este jueves que desde hace tiempo “se está buscando la cabeza” del ex presidente Leonel Fernández.

Francis Vargas considera que las acciones  del Procurador General de la República, Francisco Domínguez Brito contra el senador Félix Bautista son parte de lo que llama embestida contra el presidente del PLD.

Cuestiona que se pretenda enjuiciar a Bautista sobre un expediente ya archivado, y recordó que una persona no puede ser procesada dos veces por un mismo caso.

Agrega que todo apunta a que no se trata de una acción jurídica contra Bautista, sino de una persecución de tipo político.

Considera que el caso no debió llegar a los niveles en que está, lo que dice le preocupa porque a su juicio “crea una situación difícil al  PLD”.

A su entender lo que está pasando atenta contra lo más fuerte que ha exhibido el        PLD que es su unidad.

Empero, dijo estar absolutamente convencido de que el presidente Danilo Medina y el ex presidente Leonel Fernández harán todo lo posible para garantizar y preservar la unidad del partido morado y de la estrella amarilla.

Adelantó que, al igual que otros legisladores peledeistas, está dispuesto a testificar si se pretende enjuiciar al senador por San Juan de la Maguana.

De otro lado, el legislador  aseguró que Fernández está bien posicionado, y que todo conduce a que será el candidato del PLD y el próximo presidente de la República

Vargas no cree que puedan alcanzar ni mínimamente su propósito los grupos que desde hace tiempo buscan inhabilitar políticamente al ex presidente Fernández.

En otro orden, el senador por Puerto Plata afirmó que la Corte Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH) ha estado prejuiciada por años contra la República Dominicana.

Sostiene que con la última sentencia de la CIDH, que tilda de inaceptable, se irrespeta a la nación.

Por eso, el senador Francis Vargas considera que se debe pensar seriamente en alejar a la República Dominicana de la CIDH, como han hecho otras naciones.