Sepultan hijo de Cucharimba que murió ayer en accidente

El accidente ocurrió ayer en el kilómetro 22 de la autopista Duarte y también falleció Gary Rodolfo Hernández Hiraldo de 19 años

Sepultan hijo de Cucharimba que murió ayer en accidente

Ramón Arturo Reyes (Cucharimba) lloraba la mañana de este viernes a su hijo

Maxwell Reyes

SANTIAGO.-Fueron sepultados la mañana de hoy dos hombres que fallecieron ayer en un accidente de tránsito que ocurrió en la autopista Duarte, próximo al kilómetro 22, Santo Domingo Oeste, cuando el camión Dahiatsu en el que se desplazaban chocó con la isleta que divide la vía al tratar de evitar impactar con un autobús de pasajeros.

José Arturo Reyes, de 35 años, cuyo cadáver fue velado en su residencia de la calle La Piña de Los Ciruelitos, era hijo de Ramón Arturo Reyes (Cucharimba) el pintoresco personaje que por años ha trabajado como mago en el Estadio Cibao. El sepelio de José Arturo se realizó pasadas las 10:00 de la mañana de hoy en el cementerio Cristo Vive del Ingenio al oeste de la ciudad.

Reyes dijo que su hijo iba como ayudante en el camión de las empresas de envíos R y C Express y Ana Cargo Express, cuando según testigos del accidente se le atravesó un autobús.

Esta mañana, el vocero de la Autoridad Metropolitana del Transporte (AMET) coronel Diego Pesqueira informó que el accidente sigue bajo investigación y que preliminarmente la institución maneja la hipótesis de que al vehículo se le explotó uno de los neumáticos.

El camión de carga realizaba la ruta Santiago-Santo Domingo y se volcó al impactar con una isleta en el kilómetro 22 de la autopista Duarte, en La Guáyiga, en Santo Domingo Oeste.

“Nos dijeron testigos del accidente que era un autobús de pasajeros que iba a cruzar y ellos por no chocar, impactaron con la isleta y el camión se viró”, narró Cucharimba.

Mientras que el cadáver de Gary Rodolfo Hernández Hiraldo, 19 años, quien conducía el camión Dahiatsu accidentando, también fue sepultado la mañana de hoy en el cementerio municipal de Arroyo Hondo, al sur de la ciudad. Hernández Hiraldo tenía tres meses laborando en la referida empresa, según explicaron familiares.